Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

EL IMPACTANTE EXITO DEL PUBLICISTA TRESARROYENSE JUAN PEDRO FERRETTI

El pibe de oro

Su idea de “La página 20”, el retiro de una página completa del diario Olé con el número de casaca de Manu Ginóbili cuando éste anunció que dejaba el deporte, se convirtió en Oro en el Festival Diente, que organiza el Círculo de Creativos Argentinos. Fue casi sobre el final de 2018; pero por abril ya se había hecho del Lápiz de Oro por “Nada como el primer día”, aviso institucional del mismo diario deportivo. Hoy, Juan Pedro Ferretti es director de arte de la prestigiosa agencia Young & Rubicam, y esta es su entrevista con “El Periodista”

Febrero 2019
“Yo soy de esas personas a las que les gusta que les digan que no y qué está mal, para seguir y demostrar que lo puedo hacer bien”, aseguró el joven publicista

“Yo soy de esas personas a las que les gusta que les digan que no y qué está mal, para seguir y demostrar que lo puedo hacer bien”, aseguró el joven publicista

Juan Pedro, el 2018 ha sido de muchos premios y reconocimientos para vos… ¿cómo lo vivís en lo personal? En el palo de la publicidad ciertos galardones son muy preciados, ¿vos les das el valor que les adjudican otros o son para la vitrina?
En lo personal fue un año increíble, creo que el mejor de mi carrera laboral, más allá de los premios por los trabajos que sacamos. Y lo de los premios es como la frutilla del postre; el reconocimiento se valora siempre. Lo del valor es ambiguo, los veo para la vitrina pero también siento que hicimos un buen laburo. Estamos muy contentos con las cosas que hicimos, y mucho más porque se materializaron en premios.

Nos interesa saber dónde y cuándo aparece el Juan Pedro publicista… ¿Qué buscabas cuando decidiste cursar la tecnicatura en Tres Arroyos? ¿Cómo fue el tránsito por tu formación local y cuándo y dónde decidiste ampliarla después?
Había terminado la secundaria, y estaba trabajando. Como siempre tuve la inquietud de hacer diseños, fondos de pantalla; estaba creando siempre imágenes en la compu, pero no estaba encausado en ningún lugar. Pero mi vieja había querido estudiar publicidad, en la década del 70, y no se fue por la complicada situación social y política que por la dictadura se vivía en La Plata y en Capital. Y cuando vio que arrancaba la carrera de Publicidad en Tres Arroyos (N. de la R.: en el Instituto 167), se ve que le había quedado eso pendiente, y me propuso que me fijara si no me interesaba. Me metí y me voló la cabeza, fue como si eso fuera lo que esperaba desde hacía mucho tiempo. La carrera me encantó, la hice de punta a punta, y una profesora, Florencia Dionisi, me sugirió que me fuera a Capital. Lo pensé mucho, me fui y acá terminé, en Buenos Aires, estudiando en la Escuelita de Creativos, donde te recibís de director de arte junior, pero en realidad es como un master para la formación que ya tenés, que te lleva a pensar un poco más cómo se piensa y cuáles son los pasos a seguir para hacer un aviso.

Te vas a Buenos Aires, seguís estudiando allá y, en un medio competitivo como es la publicidad y lo relacionado con la comunicación, aparece la necesidad de trabajar. ¿Dónde? ¿Cómo fueron esos primeros pasos?
La primera agencia para la que trabajé fue Fischer América, brasileña que está en dos o tres países, chiquita pero con cuentas grandes como Volkswagen y Frizzé, y pudimos hacer dos comerciales con mi dupla de trabajo, uno para Volkswagen y otro para Termidor, y fue una locura, porque por primera vez participé de la filmación, de todo el proceso. Después se fueron algunas marcas, se redujo el personal, y a nosotros, que recién empezábamos, nos echaron a los 8, 9 meses. En aquel momento me volví a Tres Arroyos.

¿De qué te parece que depende esa primera oportunidad en el mundo de la publicidad? ¿Suerte, talento, laburo, alguna otra circunstancia? ¿Y de allí en adelante, cómo se avanza hasta el lugar que ocupás hoy?
Para mí, la primera oportunidad depende de insistir. Creo que les mandamos nuestra carpeta de estudiantes a unos 50 creativos, los volvimos locos, hasta que recibimos tres propuestas distintas y nos decidimos por la que nos pagaba algo de plata, porque las otras eran tipo pasantía, no estaba la situación económica como para laburar sin cobrar. Incluso me fui a vivir a la casa de mi dupla, con la mamá, fui como un hijo adoptivo. Creo que es una mezcla de todo; suerte, muchísima; estar justo en el momento justo en la agencia justa con la gente justa, y talento, algo pero muy ayudado por todo lo demás. Uno no puede manejar todo, y aunque parezca un cliché de manual, con un buen equipo de trabajo se logran buenas cosas, más en este laburo en el que hay tantas aristas y tanta gente en el medio, que si no estamos todos alineados en lo que se quiere hacer, y hacerlo lindo y bueno, no funciona. En ‘Young’ tuve la suerte de encontrar gente con ganas y clientes que quieren hacer cosas buenas, así que estos años de trabajo para mí han sido increíbles, con un equipo de laburo excepcional y sobre todo mucha buena onda. Y se avanza con dedicación, esfuerzo, trabajo…Insistiendo, en fin. Yo soy de esas personas a las que les gusta que les digan que no y qué está mal, para seguir y demostrar que lo puedo hacer bien. Me frustro dos días y después sigo con ganas de revertirlo, no tolero la queja continua y me molesta mucho la resignación. Siempre trato de remarla hasta que pase; de hecho, creo que me falta muchísimo, que recién estoy arrancando, que no llegué a nada. Soy autoexigente, y pienso en grande; después, si se da, es otra cosa.

Aparecen, para volver a la primera pregunta, las chances de laburar para productos consolidados y de gran llegada al público como el diario Olé. ¿Cómo fue? ¿Cómo valorás esa experiencia? ¿Para qué otras cuentas importantes trabajas/trabajaste?
Trabajar para el diario Olé fue un sueño, era la cuenta para la que siempre hubiera querido trabajar. Amo el fútbol, soy fanático, me gustan mucho todos los deportes y además me gustaban las cosas que hacía Olé y me decía ‘mirá si algún día llegás a trabajar para este diario’. Así que llegar acá y coincidir con un cliente como ellos, que sorprende, que se anima, y acompaña, es espectacular. Un equipo de clientes así influye mucho a la hora de presentarle ideas. Hemos trabajado también para DirecTv Global, Adidas, Quilmes, Schneider, Alto Palermo, Colgate, Volkswagen, ahora estamos con Arcor (TopLine, Menthoplus), Danone, bodegas, de todo…

¿Querés explicarnos en qué consiste tu tarea como director de arte y cómo es trabajar en una agencia internacional como es Young & Rubicam?
La tarea del director de arte es difícil de explicar, pero básicamente es pensar ideas para una marca, a partir de sus pedidos, que van desde un comercial para radio, hasta redes sociales, ideas para digital, acciones para puntos de venta. Un redactor es el que escribe guiones y piensa conceptos, el director de arte está en las imágenes, pero en realidad se mezcla todo: en definitiva es plasmar en imágenes la idea que tenés en la cabeza. Es la estética, lo visual, por qué elegiste ese color, esa referencia, esa tipografía, esa composición, con los recursos y herramientas para construirla tal como la concebiste en tu cabeza. Y esta agencia, que está atravesando cambios y en proceso de fusión con otra, es emblemática, un monstruo, muy grande y reconocida por la gente, que lleva décadas en Argentina y siempre fue una de las más nombradas y premiadas. Es un orgullo, y ha coincidido que sea una buena agencia con buena gente.

Suelen ser muy comentados en la prensa especializada los “pases” de creativos de una agencia a otra… ¿Cuánto hay de mito y cuánto hay de realidad en términos de competencia en el medio?
La verdad es que cuando hay un trabajo de por medio siempre hay competencia, como un equipo contra otro. Es un ambiente en el que todo el tiempo se mira lo que hace el otro para tratar de superarlo. Pero en el cine pasa lo mismo, en la televisión también, es así; cuando uno hace un trabajo y otro par también lo hace, uno trata de hacerlo mejor que el rival, siempre en sentido figurado. Cuando se crea algo, y se tiene la referencia de lo que ha hecho otro, se busca mejorar constantemente y que lo propio alcance más reconocimiento.

Vos sos un “millennial”, podríamos decir, para describir un poco tu generación, por lo que quizá tengas a las redes sociales y a los nuevos modos de circulación de la publicidad más incorporados que otros. ¿Pero cómo creés que influyen las redes en particular, e Internet en general en ese ámbito?
Las redes influyen tanto que han cambiado la publicidad, las cosas no eran así hace 8, o 6 años. No sé si se sabe hacia dónde va la publicidad, pero las redes e Internet han cambiado la industria; se piensa mucho en el medio digital, en contenidos, herramientas, formas de contar las ideas aprovechando esas nuevas herramientas, y todos estamos viendo qué es lo que viene. Hay una nebulosa, la publicidad se está direccionando hacia un lugar que todavía no sabemos muy bien cuál es, pero sin duda el rol de las redes e Internet es primordial y fundamental en nuestro ámbito.

¿Y cómo es el día a día de un creativo? ¿Qué cosas resultan inspiradoras para tu trabajo diario? ¿Te dedicás a full al laburo o tenés otras actividades?
Entramos a trabajar a las 10, 10.30; nos llega el brief, que es la orden de trabajo en la que el cliente expresa lo que quiere y está la fecha de entrega del trabajo, y después depende de la cantidad de laburo que tengamos. Empezamos a pensar, vemos las ideas con nuestros jefes, y una vez que ellos las aprueban las llevamos al cliente, que elige las que le interesan y así avanza el paso a paso. Yo soy una esponja, que absorbe todo, desde una técnica visual, a una referencia gráfica, de video, por qué esa toma, por qué esa cámara, ese color, esa manera de comunicar, lo que me sirva para después plasmar una idea como yo quiero y no sentirme inútil o depender de alguien. Trato de aprender cosas nuevas para inspirarme, y no caer en la rutina, amoldarme y oxidarme. Y me dedico a full a mi laburo, veo mucho cine, hago cursos, y de vez en cuando hago algo de deporte, juego al fútbol, pero en general hago cosas que tienen que ver con mi trabajo de director de arte, fotografía, diseño gráfico, color, algún idioma. Me gustaría sumar algunas actividades extra el año que viene, pero por ahora busco cultivar conocimientos, tratando de elegir lo que quiero hacer aunque sepa que no se puede aprender todo, pero básicamente lo que siempre trato es de hacerme de herramientas para solucionar cosas que se me plantean.

Suponemos que no está en tus planes la posibilidad de volver a Tres Arroyos, pero ¿podrías contarnos si tenés proyectos a futuro y dónde los ubicás? Finalmente, ¿creés que la carrera de Publicidad en la ciudad dejará algún aporte en términos de una mayor conciencia en medios y empresas acerca de su importancia?
Es complicado; la publicidad es tan incierta que no sabés dónde podés terminar. Mi anhelo sería trabajar en una agencia grande de afuera, en Inglaterra, en Estados Unidos, en España quizá, ese sería mi sueño y la remaré para llegar. Pero de todos modos la publicidad argentina es de un nivel altísimo, así que también podría quedarme acá. Respecto a la carrera de Publicidad en Tres Arroyos, creo que sirve y dependerá de los chicos que se reciben que cambie la perspectiva y la visión que se tiene de la publicidad, para que la ciudad se aggiorne y más que nada para que se conozca que hay herramientas buenísimas que pueden mejorar la imagen y las ventas. Es un paso que se va a dar con el tiempo, es un proceso que con los chicos que se han recibido, y ojalá que se dediquen de lleno a la publicidad, se puede dar sobre todo si se utilizan estas nuevas herramientas como las que dan las redes, para que se rompa el hielo y se vean cosas lindas. Hay que animarse.

Otras notas del mes

Juan Pedro Ferretti (en la foto, con camisa estampada) ganó el Oro del Festival Diente con su idea “La página 20” para el diario Olé; con esa misma cuenta había ganado el Lapiz de Oro en abril de 2018

“Mi anhelo sería trabajar en una agencia grande de afuera, en Inglaterra, en Estados Unidos, en España quizá, ese sería mi sueño y la remaré para llegar”, confió Ferretti a “El Periodista”

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes