Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

UN RESTAURANTE EN EL EX PUESTO “LA BOCA” DE LA ESTANCIA BELLOCQ

Un Rancho con historia

Hace ya casi un año y medio que Alicia Rodríguez y Juan Manuel Carrera pusieron en funcionamiento una vieja y abandonada propiedad familiar, la cual años antes fue puesto de la Estancia Bellocq y albergue para curas misioneros, para abrir su propio restaurante. Ubicado en calle 5 y 20, cuenta con una vista única y privilegiada a la desembocadura del arroyo Claromecó en el Océano Atlántico

Marzo 2021
Ubicado en calle 5 y 20, El Rancho cuenta con una vista única y privilegiada a la desembocadura del arroyo Claromecó en el Océano Atlántico

Ubicado en calle 5 y 20, El Rancho cuenta con una vista única y privilegiada a la desembocadura del arroyo Claromecó en el Océano Atlántico

Era mediodía y Alicia y Manuel estaban sacando el último pedido para poder sentarse en la galería bajo techo a disfrutar de la maravillosa vista que ofrece el paisaje. El color verde de la naturaleza envolvía cada rincón, junto con el puente peatonal a pocos metros haciéndole de marco a la hermosura del arroyo Claromecó desembocando en el Mar Argentino. Ésta es la segunda temporada en la que El Rancho se desempeña en esa esquina que tiene muchísimos años de historia en el pueblo.
A principios del siglo XX, en el lugar funcionaba un puesto de la Estancia Bellocq llamado ‘’La Boca’’, donde a su vez se encontraba la casa de los curas, la cual servía de alojamiento a los padres misioneros que llegaban anualmente para catequizar a los trabajadores del sitio. El terreno contaba también con una capilla en donde se celebraban bautismos, comuniones y casamientos, se brindaba instrucción al catecismo y se llevaban a cabo todos los años misiones muy importantes para la comunidad.
Unos años más tarde, el bisabuelo de Juan le compra la propiedad a los Bellocq. La familia reformó toda la construcción, que en su momento era de adobe, revistiéndola con material y dejando así una de las primeras casas del balneario junto con dos galpones.
¿Cómo surge la idea de poner un restaurant en esta propiedad histórica de Claromecó?
Juan:
Yo viví acá hasta los seis años, me crie en ésta casa. Por temas laborales y familiares, nos fuimos a vivir a Buenos aires y la vivienda quedó en un estado de abandono absoluto. Hace un tiempo logramos recuperarla. Mientras lo hacíamos nos conocemos con Alicia. Además de la casa, había dos galpones en el terreno. Nosotros teníamos la idea de hacer algo comercial acá por la ubicación y la vista tan linda que tiene. Yo me desempeñé mucho tiempo en lo que son las ventas y Alicia trabajó siempre en gastronomía, por lo que nos decidimos a ir por ese lado. En principio nosotros íbamos a hacer un food truck, porque era para lo que nos daba el presupuesto en ese momento. Después pensamos en que los días de lluvia o feos no íbamos a poder abrir. Entonces se nos ocurrió restaurar uno de los galpones y armar una cocina estilo rotisería. Empezamos con el proyecto y nos entusiasmamos tanto que fuimos agregando mesitas, después baños, vendiendo nuestras cosas para poder comprar materiales y pagar mano de obra, y terminamos armando un restaurant. En cinco meses restauramos toda la infraestructura, a pulmón y a los apuros, haciendo canjes o reutilizando partes de otras casas. Inauguramos el año pasado, y superó nuestras expectativas porque trabajamos muchísimo todo el verano.
¿Durante el año cómo siguieron?
Juan:
La idea era seguir funcionando los fines de semana pero nos agarró la pandemia, que nos trabó. Estuvimos varios meses cerrados.
Alicia: tampoco queríamos abrir al principio, sobre todo para cuidar a nuestras familias. No sabíamos que iba a pasar.
Pero finalmente lograron vencer todo y abrir ésta temporada.
Juan:
Era una incertidumbre porque mucho no se sabía si se iba a poder abrir o no. En cuanto se pudo el año pasado, nosotros lo hicimos, pero estaba muy tranquilo a pesar de haber muchas más personas que cualquier otro año. La gente no se animaba, venía poquito. Estuvimos abiertos los fines de semana durante más de un mes y cuando se volvió de fase, que había que cerrar sólo dos semanas, nosotros cerramos un mes y ahí nos enfocamos en preparar la temporada. Arrancamos de nuevo en diciembre.
¿Cómo se vivió la temporada 2021, con sus limitaciones y protocolos?
Alicia:
Al principio uno tenía la expectativa de que, como había venido tanta gente durante los fines de semana de noviembre y diciembre, en los meses de temporada alta se iba a mover muchísimo más. Pero la gente con el contexto de pandemia no sale a comer afuera. Se trabajó poco, pero muy bien. Yo pensé que iba a haber mucho menos movimiento. Acá por suerte tenemos la galería al aire libre, que la gente come igual ahí aunque haga frío o no esté linda la noche porque no quieren encerrarse en un lugar.
Juan: Tenemos el beneficio de tener mucho espacio al aire libre, aunque este año igual el clima no nos haya acompañado mucho. Además estamos ubicados en un lugar donde nos encontramos a pocas cuadras del centro y a su vez es muy tranquilo. No tenés una vereda en donde pasa gente todo el tiempo al lado tuyo.

Una carta variada y una picada irresistible

Si hablamos de lo gastronómico, ¿qué ofrecen en El Rancho?
Juan: Es bastante variada la carta, quizás lo que más nos caracterizan son los mariscos. Hacemos una picada de mar, diseñada por Alicia, que ya es nuestro plato fuerte desde el año pasado, es el que más se destaca. Funciona porque es muy variada, muy rica y muy completa. Trabajamos de todo igual, tenemos carnes como lomo, bondiola, milanesas, hamburguesas, también tenemos pastas, postres. Pero lo que más sale es la picada de mar. La gente viene directamente a buscar eso.
¿Qué tiene la tan pedida picada de mar?
Alicia: tiene langostinos empanados, langostinos al ajillo, rabas, cornalitos, mejillones salteados, tentáculos al escabeche, bastoncitos de pescado y viene acompañado de una barbacoa casera y salsa alioli. Está todo presentado en cuenquitos y a la gente le encanta.
Juan: es todo muy fresco, muy rico y también abundante. Dos o tres personas comen muy bien. De cada dos mesas, una la pide.
¿Cómo ha sido la respuesta de la gente en este año y medio?
Juan:
Ha sido muy buena siempre, hemos generado una buena clientela y la gente vuelve a venir constantemente.
Alicia: acá es muy chiquitito y el boca en boca corre. Mucha gente viene recomendada por conocidos o amigos. Como por acá pasan pocas personas, ya que no estamos en pleno centro, es lo que más nos ayuda.
Juan: Uno de nuestros desafíos era hacer que las personas lleguen porque estamos en un lugar súper escondido. En los locales del centro hay gente de rebote, gente que está paseando. El turista que viene a Claromecó y no conoce, va siempre al centro. Por eso, el año pasado hicimos publicidad en la radio y salimos a repartir folletos por la playa, invitando a la comunidad a que vengan. La verdad que nos funcionó bien porque la temporada pasada fue muy buena y esta, para las expectativas que teníamos, también nos ha ido bien. Tuvimos que trabajar mucho más nosotros, hacer un doble esfuerzo, porque no nos iba a rendir si contratábamos más personal.
¿Qué es lo que más disfrutan de hacer esto juntos?
Alicia:
yo disfruto todo, a mí me encanta todo, la gente, me gusta cocinar, me gusta que el lugar tenga vida porque hace dos años no había nada acá. El que conoce la historia del lugar, pasa y se queda asombrado de cómo logramos revivirlo.
Juan: hace unos años atrás esto era todo pasto y yuyos enormes, no se veía la casa, estaba todo abandonado. Por suerte lo recuperamos y quedó re lindo, a la gente le gusta.
Aparte a muchos les debe traer recuerdos de sus familiares, o deben tener historias en el lugar…
Alicia:
cada uno que viene ha estado en algún momento en esta casa. Siempre nos cuentan de los asados que se hacían acá.
Juan: después de que dejó de ser la Estancia y mi familia lo adquirió, no había nada en ese momento en Claromecó. Mi familia vivió acá siempre y era de las poquítas casas que había. Era El Rancho de mi abuelo y todo el mundo pasaba. Todos han venido a comer o han estado trabajando. Vienen amigos de mis padres o de mis abuelos y todos tienen alguna anécdota acá. Es un lugar histórico.
¿Qué proyectos tienen para este año?
Juan:
No queremos proyectar demasiado porque no se sabe qué va a pasar, pero la idea sería seguir abriendo durante todo el año. Vamos a estar trabajando nosotros, en familia, y la idea es hacerlo solo los fines de semana porque acá el resto del año es muy tranquilo y no se justifica abrir todos los días. Ojalá que se pueda y que la situación actual mejore. Yo no creo que se vuelva mucho más para atrás con las fases, el ambiente social ya no lo soporta. Además, en mi punto de vista, si se sigue bien el protocolo, no es riesgo para la gente venir acá, creo que es más riesgosa la reunión familiar o social.
¿Cuál sería la filosofía del lugar?
Juan:
Básicamente, nosotros queremos que esto sea un lugar tranquilo, familiar, que la gente se sienta cómoda. Atenderlos como nos gusta que nos atiendan y darles de comer como nos gusta comer.
Alicia: Para eso vas a un restaurant, para que te atiendan bien y para que te den de comer bien. Nosotros siempre decimos eso, la gente tiene que estar bien atendida y bien comida, que no se vayan con hambre. Queremos que se sientan cómodos, como si estuvieran en casa.

En el lugar funcionaba un puesto de la Estancia Bellocq llamado ‘’La Boca’’, donde a su vez se encontraba la casa que alojaba a los curas que llegaban en misión a evangelizar a los trabajadores

En el lugar funcionaba un puesto de la Estancia Bellocq llamado ‘’La Boca’’, donde a su vez se encontraba la casa que alojaba a los curas que llegaban en misión a evangelizar a los trabajadores

La familia de Juan Carrera reformó toda la construcción, que en su momento era de adobe, revistiéndola con material y dejando así una de las primeras casas del balneario

La familia de Juan Carrera reformó toda la construcción, que en su momento era de adobe, revistiéndola con material y dejando así una de las primeras casas del balneario

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes