Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

EL AMBICIOSO Y ESPECTACULAR PROYECTO DEL NUEVO EDIFICIO MUNICIPAL DE TRES ARROYOS

Un Palacio con dos torres

El anexo administrativo que se proyecta realizar en la Plazoleta Tres de Febrero es un proyecto edilicio realmente ambicioso y espectacular. Se trata de dos torres con “piel de vidrio” y unidas por un puente, que reunirán distintas áreas municipales a fin de preservar la histórica edificación de Rivadavia 1. “El Periodista”, en diálogo con los arquitectos Mario Izurieta y Emiliano Monsalvo, lo presenta en sociedad. Detalles exclusivos

Septiembre 2019
Sánchez volvió a plantear la idea de construir detrás del Palacio Municipal una nueva edificación que albergue y concentre la mayoría de las oficinas administrativas comunales

Sánchez volvió a plantear la idea de construir detrás del Palacio Municipal una nueva edificación que albergue y concentre la mayoría de las oficinas administrativas comunales

Dentro del listado de propuestas que el Intendente Carlos Sánchez presentó en el Club Social en el cierre de campaña de las PASO (en su carácter de candidato a un nuevo mandato en el sillón de Camet) “El Periodista” posó la mirada en una de ellas, por su singularidad. Se trata de la idea (ahora reflotada, pero que ya lleva un buen tiempo de elaboración) de construir detrás del Palacio Municipal una nueva edificación que albergue y concentre la mayoría de las oficinas administrativas comunales.
La construcción se emplazaría en el solar que hoy ocupa la Plazoleta Tres de Febrero, en donde se ubican juegos infantiles y está asentado el Monumento al Inmigrante.
El proyecto ya superó su etapa de desarrollo en lo referido a la parte de arquitectura, aunque resta saber cómo se resolverá desde el punto de vista de lo estructural y constructivo. También será preciso evaluar concienzudamente la cuestión del financiamiento, ya que se trata de una obra de costo considerable.
Para explicar los detalles de esta particular iniciativa, los arquitectos Mario Izurieta y Emiliano Monsalvo, de la Secretaría de Obras Públicas municipal, aportaron su visión respecto al tema en un diálogo a solas con “El Periodista”.

¿Desde cuándo se viene trabajando en este proyecto, Mario?
Mario Izurieta: Esta es una idea que se viene elaborando desde hace ya varios años, con el objetivo de concentrar todas las tareas administrativas de la comuna en un solo lugar, concretamente la manzana en donde hoy se emplaza el Palacio Municipal. Esto conlleva un doble desafío, porque se trata del área central de Tres Arroyos, rodeada de edificación que tiene un alto valor simbólico para la ciudad. Lo que nosotros planteamos en un principio fue por un lado preservar esa característica y por el otro dar una respuesta a la necesidad operativa.

¿Cómo será en términos de superficie y de estructura la futura construcción?
Mario Izurieta: La superficie que se destinaría al nuevo edificio es bastante significativa, porque estamos hablando del traslado de todas las oficinas municipales actualmente diseminadas por la ciudad (Desarrollo Social, Obras Públicas, Obras Sanitarias, etcétera). La estructura de la futura construcción constaría de dos torres unidas por un puente. De esa manera, en el acceso al centro por avenida San Martín no se obstaculizaría la visión del Palacio Municipal. También se prevé la instalación de un zócalo en el que se hará una “plaza seca”, que albergará en el subsuelo un anfiteatro (que oficiará como lugar de reuniones e incluirá además un espacio de estacionamiento). La propuesta cobra fuerza ahora ante la posibilidad concreta de que el intendente Sánchez continúe por un período más al frente del Ejecutivo Municipal, y sería uno de los proyectos de gobierno a encarar en los próximos cuatro años. Lógicamente que todo está atado a la situación económica imperante, porque se trata de una obra con un monto de financiación importante.

¿La idea apunta además a descongestionar definitivamente el tránsito de público y empleados o funcionarios municipales por el actual Palacio?
Emiliano Monsalvo: Originalmente el proyecto nace a partir de la necesidad de empezar a cuidar un poco más la estructura del Palacio Municipal. El edificio comenzó a sufrir una suerte de maltrato, por la cantidad de gente que concurría a realizar trámites y el número de empleados que cumplían funciones allí. Recordemos que cuenta con cien años de antigüedad, en consecuencia cada vez toma mayor valor y debemos cuidarlo más, conforme transcurre el tiempo. La idea es respetar el valor arquitectónico que contiene el Palacio Municipal, porque no hay muchos de este tipo en la provincia de Buenos Aires. En un momento el Ejecutivo tomó la decisión de descomprimir buena parte de las actividades rutinarias que allí se llevaban a cabo, con el traslado de las dependencias de Políticas Tributarias a la Avenida Moreno al 200. De esta manera se redujo notablemente la circulación de gente, y se les dio un poco más de comodidad a los empleados que trabajan allí. Después de esa decisión, el siguiente paso tuvo que ver con el pedido emanado desde el Ejecutivo para que la Secretaría de Obras Públicas encare el diseño de este nuevo edificio.
El concepto general de la obra intenta desarrollar una construcción en donde esté concentrada la mayor parte del público que va a concretar gestiones a la Municipalidad, y que el actual Palacio lo habiten solamente el intendente, algunos secretarios y la estructura del Concejo Deliberante. Las áreas de Compras, Contaduría y Tesorería se trasladarían a las nuevas oficinas.

¿De qué manera se trabajó sobre la premisa de no afectar la visibilización de la actual estructura?
Emiliano Monsalvo: Recordemos que ese edificio consta de cuatro fachadas (o cinco si se toma en cuenta la vista aérea), por eso cuando se nos planteó esta necesidad comenzamos a evaluar con Mario de qué manera formulábamos el proyecto para no obstruir la actual visión del Palacio y respetar lo máximo posible el patrimonio existente. Allí es donde surgió la propuesta de construir un gran hall semi enterrado, cuyo techo se convertirá en una plaza, y crecer a partir de ahí sobre los dos laterales, con estas torres que se mencionaban anteriormente (cada una de ellas, compuestas por cuatro niveles). Al encarar un subsuelo, el trabajo de excavación será realmente muy intenso, porque habrá que llegar hasta los seis metros de profundidad desde el nivel de vereda.

¿Ya están definidas las etapas constructivas del proyecto?
Mario Izurieta: Tenemos resuelta la parte arquitectónica, pero aún falta definir de qué manera se llevarán a cabo las etapas constructivas y estructurales. No olvidemos que se trata de un mega proyecto, ya que se requiere de varios ejercicios municipales para poder concretarlo definitivamente, tal como sucede con el Polideportivo. Todavía no hay una fecha de inicio de obras decidido, porque en ese tema entran a tallar un montón de variables que exceden el trabajo puramente técnico que asumimos desde la Secretaría de Obras Públicas.
Emiliano Monsalvo: Si lo comparamos, por ejemplo, con el Polideportivo, éste es un edificio mucho más complejo desde la construcción porque están previstas más instalaciones, si bien desde lo estructural los desafíos que ambos presentan son similares. En este caso, requerirá de la intervención de más especialistas en cada una de las tareas.

De todas maneras, el aspecto exterior e interior que presentará ya se ha plasmado en los planos…
Emiliano Monsalvo: Respecto al interior del edificio, nosotros planteamos la necesidad de conformar lo que se denominan “plantas libres”, un concepto que se asocia a la flexibilidad del uso de cada una de las futuras dependencias.
Mario Izurieta: De acuerdo a los requerimientos actuales relacionados con las nuevas tecnologías, la dinámica de la construcción de un edificio como éste también cambia. Por eso suponemos que lo ideal es fomentar una construcción con espacios abiertos, multipropósito. Habrá como siempre “baterías duras” (aquellas estructuras no demasiado modificables, como por ejemplo los baños), pero lo demás se maneja bajo el concepto de la adaptabilidad.
Emiliano Monsalvo: Hoy existen parámetros de funcionamiento de las distintas reparticiones municipales, pero dentro de diez años lo actual puede cambiar, con reducción o incremento de los puestos de trabajo. Por eso la idea de “plantas libres” permite adaptar el edificio al uso.
Mario Izurieta: Vale aclarar que se respeta la implantación del actual Palacio Municipal y sus características (que datan de un siglo atrás), pero la nueva construcción asume un diseño absolutamente contemporáneo desde la fachada.
Emiliano Monsalvo: Tratamos de plantearlo de la manera más austera posible, con la construcción de una “piel de vidrio”, algo que no compite demasiado con la visión del actual edificio. Elegimos una línea sencilla, recta, que incluso permita reflejar la actual estructura en el exterior.

La construcción se emplazaría en el solar que hoy ocupa la Plazoleta Tres de Febrero, en donde se ubican juegos infantiles y está asentado el Monumento al Inmigrante

Se proyectan dos torres con “piel de vidrio” y unidas por un puente, que reunirán distintas áreas municipales a fin de preservar la histórica edificación de Rivadavia 1

Los arquitectos Mario Izurieta y Emiliano Monsalvo dieron detalles exclusivos del proyecto de nuevo edificio municipal a “El Periodista”

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes