Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

UN GRUPO DE MUJERES Y SU PROYECTO DE VIVERO Y HUERTA EN EL EX BASURAL

Reciclando vida

Utilizando el ex basural a cielo abierto, donde antes iban en busca de elementos para su supervivencia, un grupo de mujeres provenientes del barrio Los Ranchos de la Virgen de Luján, decidieron transformar el lugar y armaron un vivero para trabajar y tener una fuente de ingreso. Las acompañan referentes de la permacultura, el INTA y el municipio

Abril 2021
En el ex basural, un grupo de mujeres provenientes del barrio Los Ranchos de la Virgen de Luján armaron un vivero para trabajar y tener una fuente de ingreso

En el ex basural, un grupo de mujeres provenientes del barrio Los Ranchos de la Virgen de Luján armaron un vivero para trabajar y tener una fuente de ingreso

“Reciclando Vida” es un grupo de mujeres (Gisela, Paola, Yésica, Débora, Natalia y Silvia) que surge a fines del 2019 por iniciativa e inquietud de ellas mismas. La propuesta la presentaron en la Secretaría de Desarrollo Social y se trataba sobre iniciar un proyecto de inclusión laboral y viverismo en el ex basural a cielo abierto, lugar que para ellas tiene un significado importante ya que allí iban a buscar mercadería, ropa y elementos para sus hogares.
Cuentan con el apoyo y acompañamiento de otras tres mujeres. Lorena Cortés, trabajadora social de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio, quien las acompaña desde la parte social y organizativa a nivel administrativo. Natalia Carrasco, perteneciente a INTA, es la encargada de ayudarlas con la parte técnica en materia de viverismo y huerta. Camila Ochoa, quien se sumó recientemente, acompaña también y ayuda a las integrantes en las distintas labores.
El objetivo del proyecto es generar una fuente de ingreso para las mujeres del barrio Los Ranchos de Luján a través de la venta de plantines criados por ellas mismas. Actualmente cuentan con suculentas, cactus, plantas de jardín y ya están en la producción de plantines de huerta con las semillas de estación.

El acompañamiento social
La trabajadora social y acompañante de “Reciclando Vida”, Lorena Cortés, contó a “El Periodista” que en 2019 “las chicas se acercaron a la Secretaría a hacer una propuesta de inclusión laboral. Algunas habían estado recibiendo subsidios de la municipalidad, pero lo que querían era generar su propio ingreso. Propusieron armar un vivero en la planta de separación de residuos, porque para ellas es un lugar significativo en el que antes cirujeaban, entonces buscarle otra forma”.
Lorena dijo que enseguida les respondieron que sí y comenzaron a hacer las gestiones desde Desarrollo Social, pidieron permiso a la Secretaría de Medio Ambiente para poder usar el terreno y “empezamos a transitar este camino hermoso que tiene que ver con que acá justo donde está la basura, haya un espacio que se genera vida”, agregó.
Si bien el proyecto inició a fines de 2019 y llegaron a participar en distintas ferias, hasta en la Fiesta del Trigo en 2020, luego el grupo se vio interrumpido por la pandemia durante todo el año pasado. La trabajadora social destacó que “seguimos viniendo pero más espaciadas, pero igual el espacio se fue deteriorando y ahora lo volvimos a poner en condiciones”.
Las mujeres del programa van todos los días y van acomodando los horarios en función de la vida familiar, ya que todas son madres. “Tenemos en cuenta esas cosas porque en realidad el proyecto es de ellas, nosotras acompañamos. Ellas vienen acá, es su punto de encuentro, de intercambio, es su espacio propio. La idea es que de a poco puedan ir generando sus propios ingresos”.
Lorena conto además que quedaron seleccionadas para el Programa Nacional Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales, a través del cual pudieron comprar insumos para acelerar y mejorar el trabajo.

El acompañamiento desde INTA
Natalia Carrasco es la responsable de hacer el contacto desde INTA y ayudar con la parte técnica en el proyecto. Cuenta que “desde el INTA ya veníamos trabajando en Ranchos a través de una huerta comunitaria. Justo surge de las chicas la idea de hacer el proyecto y obviamente les faltaba la parte técnica, porque desde la parte del trabajo social ya estaban muy bien acompañadas”.
Empezaron al inicio con las bases de la jardinería, cómo reproducir una planta, como hacer un esqueje, la fisiología o los requerimientos de cada una.
Con la gestión del Banco de Herramientas, ahora van a iniciar con plantines hortícolas, es decir, plantines de huerta, comenzando con los de otoño invierno, como perejil, acelga, lechuga, cebolla, puerro, rabanito y achicoria.
“El clima de Tres Arroyos es bastante benévolo dentro de todo, y además tenemos la suerte de estar en uno de los mejores suelos del mundo. La zona pampeana se caracteriza por eso. Entonces ahí ya partimos con una buena base. Acá agarramos tierra y le ponemos alguna cosita para mejorarla, pero no necesitamos grandes cambios” explicó Natalia.
Para generar los plantines, advirtió que antes ven cómo se prepara la tierra, porque “no es una tierra cualquiera, sino que se enriquece con distintas cosas para airearla, para que retenga todos los nutrientes” y agregó que tienen la idea de hacer su propio compost en un futuro, aprovechando lo que la planta de residuos les puede dar.
“Está bueno que la gente vea cómo se puede generar vida en los espacios. Generar vida siempre se necesita para sostener la biodiversidad, no sólo de las plantas sino de todos los bichitos que, no tenemos en cuenta, pero nos ayudan” observó Natalia.
También contó que tienen la idea de generar espacios de capacitaciones, algunos propios y otros para afuera. “Ya los venimos haciendo, pero ahora que las chicas están más encaminadas, podemos empezar con capacitaciones más específicas. Hay otros proyectos de mujeres emprendedoras que están haciendo viverismo, entonces por eso también queremos abrirlas al público. Por lo menos desde INTA la idea siempre es esa para que puedan participar todos y generar esta red. No es una competencia sino que estamos todos juntos en esto”.
Recientemente el Gobierno nacional les envió herramientas como parte del programaba Banco de Herramientas. Pudieron hacerse de cosas elementales como palas y rastrillos, pero “lo más clave fue la bomba de agua, que se va a colocar y nos va a abastecer de agua, lo que hoy por hoy es un limitante. Con eso vamos a poder tener un riego automatizado y volcarnos mucho más a la parte de producción” consideró Natalia.
Sobre la producción que tienen, contó que “son plantas que ya están estabilizadas. Para nosotros es importante no vender algo que está recién trasplantado. Además acá estamos en condiciones bastante extremas, por lo que va a ser una planta que se va a adaptar fácilmente a cualquier lugar”.
Como las integrantes del programa tenían muy poca experiencia previa sobre viverismo y huerta, comenzaron a instruirse en todas las cuestiones técnicas, desde cómo regar un plantín hasta cosas un poco más complejas, generando mucha experiencia y aprendiendo día a día.
“La idea es que sea un proyecto que inspire a otros, ir armando una red. Desde el INTA ahora armamos algo que llamamos Proyecto Local, que es para armar una red de productores locales y regionales para comercializar sus cosas y favorecerlos. Les vamos a ofrecer capacitaciones de viverismo, de producción hortícola y sobre todo de agroecología. Esto lo hacemos junto con el municipio, el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Desarrollo Agrario, todas las instituciones con que podemos conectar” finalizó Natalia.

El acompañamiento diario
Si bien Lorena y Natalia son dos de las que llevan adelante el proyecto, Camila Ochoa, quien se integró hace pocos meses, es también parte del equipo de acompañamiento. “Como Natalia que es la experta de las plantas y la huerta, no puede venir siempre, y yo tengo algo de experiencia y acompaño a otro grupo en el barrio Boca, me sumé porque puedo venir un poco más seguido, para ayudarlas con la parte de las plantas, la reproducción. Hacerles un acompañamiento diario y hacer de puente entre Natalia y ellas, así vamos canalizando la información, buscando cosas para leer, hacerles el apoyo técnico y social. Venir acá, poder compartirlo y vivenciarlo con ellas” sostuvo Camila.
La idea del programa es generar toda la producción del vivero en el espacio de la planta de reciclado para después poder salir a venderla y que se les genere un ingreso más a las mujeres del barrio Los Ranchos.
Camila reflexionó: “este lugar es de trasformación, es el ex basurero. Esa veta está buenísima, poder reconstruir y reelaborar y sembrar vida en un lugar que es de desperdicio. Las chicas se ayudan entre sí y generan un ingreso a través de una actividad tan noble como es la jardinería”.
Contó también que “yo empecé este año acá, pero acompaño a otros grupos hace más tiempo que tienen la misma función. Acá las chicas están re empoderadas”.
Habló sobre la posibilidad de generar encuentros a futuro con otros viveros que estén trabajando de la misma forma u otras huertas porque “el intercambio es muy enriquecedor”. Explicó que “ahora estamos recién empezando este año, marzo cuesta organizarse y sobre todo hasta que todas nos acomodamos con hijos, con la familia. Siempre buscamos acomodarnos con los horarios de todas para que no sea un impedimento venir. Y apostamos a que esto también puede ser un ingreso muy fiel, viable y noble”.
Actualmente están siendo ayudadas con la estructura del invernadero, ya que el año pasado con los vientos se rompió el nylon que lo cubría. Pudieron conseguir a través del INTA la donación de un plástico más resistente para así tener un espacio techado para trabajar.
Además, cuentan con un Salón de Usos Múltiples, con conexión a internet y computadora, en donde “la idea de eso es generar espacios, encuentros y talleres. Este año todavía no hemos hecho nada, pero queremos hacer para la formación de todas, que se invite a la comunicad y de esa manera poder hacer la conexión con la gente. Que se acerque y vea la trasformación de este lugar”, relató Camila.
Finalmente reflexionó que “me gusta ayudar, me gusta la huerta, me gustan los grupos de trabajo. Cuando Lore me invitó, me encantó la propuesta de venir a un lugar y compartir con madres de familia. Las chicas vienen todos los días y están como protectoras y velando por el lugar. Son como las guardianas”. Y agregó: “hay una transformación. Es muy contrastante, pero a su vez va dando sus frutos porque lo que tiene que ver con la transformación de energía, indudablemente después florece”.

Dónde comprar y cómo colaborar
“Reciclando Vida” participa de distintas ferias locales, donde lleva sus plantas para la venta. Además cuenta con una página en Facebook (Reciclando Vida) para poder contactarse y poder comprar algo de su producción. También quien desee adquirir algo, puede ir directamente al vivero, ubicado en Aníbal Ponce al 3500 en la Planta de Separación de residuos.
Para colaborar, el grupo acepta donaciones de plantas de todo tipo. No necesariamente deben ser plantas en macetas, pueden ser gajos que otros han sacado de su jardín, pues ellas luego se encargan de la reproducción y de plantarlas.

“Reciclando Vida” participa de distintas ferias locales, donde lleva sus plantas para la venta. Además cuenta con una página en Facebook

“Reciclando Vida” participa de distintas ferias locales, donde lleva sus plantas para la venta. Además cuenta con una página en Facebook

El objetivo del proyecto es generar una fuente de ingreso para las mujeres del barrio Los Ranchos de Luján a través de la venta de plantines criados por ellas mismas

El objetivo del proyecto es generar una fuente de ingreso para las mujeres del barrio Los Ranchos de Luján a través de la venta de plantines criados por ellas mismas

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes