Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

REABRE EL ANTIGUO HOTEL DE CHEDRESE EN SAN FRANCISCO DE BELLOCQ

Otra vez es Primavera

El lugar es un espacio mágico en el mismo edificio del tradicional almacén belloquero. Funcionó a mediados del siglo pasado, y reabrirá sus puertas en marzo próximo después de varias décadas de inactividad. Será de la mano de Gerardo Chedrese, tercera generación de la familia fundadora, y de Héctor Somovilla, su socio en esta propuesta

Febrero 2022
Ayer y hoy. El frente de la Casa Chedrese, detrás de la cual funcionó y volverá a abrir sus puertas el Hotel La Primavera

Ayer y hoy. El frente de la Casa Chedrese, detrás de la cual funcionó y volverá a abrir sus puertas el Hotel La Primavera

El turismo rural ha tomado un gran auge en los últimos tiempos, en la actualidad no todo pasa por vacacionar en los grandes centros turísticos o en buscar una playa a gusto o una casa al pide de una montaña o en la ladera de una sierra.
Esta nueva forma de desarrollo turístico apunta a recuperar la historia de los pueblos, de contar sus historias y de mostrar sus costumbres, sus lugares, su gente y sus instituciones desde una perspectiva distinta. Siempre con un atractivo lógico para el visitante del lugar de turno.
Dentro de este ambiente se desarrolla el proyecto de reflotar el viejo Hotel La Primavera de San Francisco de Bellocq, desde la idea de su propietario Gerardo Chedrese, nieto de José Chedrese, fundador del mismo allá por el año 1940.
La idea comenzó a tomar forma hace poco más de siete meses y para llevarlo adelante con una mirada más amplia que el solo hecho comercial de abrir un hotel, Gerardo Chedrese sumó a Héctor Somovilla, buscando darle una impronta que apunte más a lo social y cultural, y abriendo el abanico de oportunidades a toda la comunidad de Bellocq.
La Primavera, ubicado detrás del también histórico almacén de la familia Chedrese, reabrirá sus puertas durante esta temporada de verano como una iniciativa de desarrollo de turismo rural en la región, contando en esta etapa inicial con tres habitaciones, cocina-comedor compartida y un baño compartido y una extensa lista de propuestas gastronómicas, recreativas, culturales y de visitas y recorridos por la región.
Para hablar de todo esto, “El Periodista” entrevistó a los dos puntales de esta historia, Chedrese y Somovilla. Y la charla se abrió con este último quien brindó todo tipo de detalles de la novedosa propuesta turística.
Héctor Somovilla tiene 43 años y es nacido en San Francisco de Bellocq y vivió ahí hasta los 18 años, por lo tanto su relación con la familia Chedrese y esa comunidad data de muchos años atrás, más allá de su partida del lugar por decisiones de vida.
“A los 18 años me mudé a Tres Arroyos por razones de estudio y lógicamente mi vida comenzó a transcurrir acá y hace ya unos años atrás retomé contacto con la localidad por mi inquietud en cuanto a la historia de los pueblos del distrito de Tres Arroyos y de la necesidad de que estos sean incorporados al circuito turístico. Así empecé a trabajar en todo lo que tiene que ver con la historia del pueblo, en recopilar información, fotos, anécdotas”.
¿Y cómo se da esta conexión con La Primavera?
Para los 90 años de Bellocq, en 2019, organicé un conversatorio con ex vecinos de la localidad y armé una campaña para recopilar fotos arrumbadas en los cajones de cada familia, lo que nos dio un archivo valiosísimo para el pueblo. Y las pudimos exponer en los actos de ese aniversario.
Ahí volví a tener un contacto más fluido con Gerardo Chedrese que fue uno de los invitados al conversatorio. Tiempo después de ello me tocó hacer la guía turística en San Francisco de Bellocq para un evento fotográfico, que hubo bajo la organización de la Municipalidad y ahí Gerardo me contó el proyecto que tenía en mente desde hacía un tiempo. La idea que rondaba en su cabeza era la de sumar a los atractivos turísticos la visita a lo que había sido el Hotel La Primavera, pero su gran deseo era reabrirlo como alojamiento rural.
Y Gerardo viendo mis inquietudes, mi forma de actuar y mi trayectoria en la vida de las instituciones en la que participé, creyó que era la persona indicada para acompañarlo en la concreción de ese proyecto. Así nace esta propuesta hace unos siete meses atrás. Mi vuelta a San Francisco de Bellocq a trabajar en lo turístico le significó a él la posibilidad de tener el aliado estratégico necesario para concretarlo.
¿Qué significó para vos esta propuesta?
Para mí fue un honor y significaba complementar de gran manera el trabajo que veníamos en esto de incorporar a San Francisco en el circuito del turismo rural. El hecho que se pueda reabrir La Primavera es realmente un golazo por la historia del lugar y porque hoy por hoy la localidad no tiene propuesta hotelera turística. Pero esto también apunta a un proyecto social y comunitario, esta reapertura no es sólo un emprendimiento económico que pueda generar fuentes de trabajo o un ingreso que permita explotar mejor el lugar; de la mano de esto hay un fin social, es decir poder abrirlo para tener una excusa más para sumar a San Francisco al proyecto turístico rural.
¿Cuál ha sido la repercusión?
La repercusión de esta reapertura es notable; son muchísimas las consultas que estamos teniendo de gente que se dedica a esto, de gente que trabaja en redes sociales todo lo que hace a pueblos rurales y que están interesadas en conocer el espacio y ver que se puede generar desde él.

Turismo rural

¿Qué comprende el proyecto turístico?
Nuestra idea es que a partir de la reapertura de La Primavera, se pueda desarrollar el resto del proyecto turístico. Y en eso estamos hablando de las visitas a Lin Calel y de ahí a Estancia Agrícola, para poder ir contando la historia de esa parte de la región; desde el Hotel poder hacer el recorrido a Estancia La Ballena y Santa Catalina, que está para el lado de Orense a 20 kilómetros, que es origen del partido de Tres Arroyos en cuanto al juzgado de paz. También tenemos un trabajo con la gente de San Mayol para poder hacer la conexión San Mayol-Ochandio-El Hueso Clavado-San Francisco. También poder conectar esta propuesta con la visita al casco histórico de la estancia San Francisco, de la familia Bellocq, que se ha puesto en valor sus ruinas, que tiene un alto significado histórico y que marca el origen de nuestra localidad. Lo mismo que lograr la conexión necesaria con Copetonas Turismo Rural que ya tiene un circuito armado y con el cual podemos articular en conjunto, dado que prácticamente compartimos región y creemos que eso va a resultar muy atractivo para el turista.
¿Su desarrollo va a incluir muchos actores?
Esto es mucho más abarcativo que sólo un emprendimiento comercial, es el broche de oro para este proyecto turístico de la localidad, que hoy por hoy tiene un montón de emprendimientos particulares que pueden poner sus propuestas al servicio de aquellos que lleguen a visitarnos. Por ejemplo la cantina del Club Recreativo Echegoyen que dispone de una nueva e interesante propuesta gastronómica y que ha desarrollado un muy lindo patio cervecero a partir del trabajo de un matrimonio joven que le ha dado un cambio radical. Ellos ya están trabajando con nosotros, entonces quienes lleguen al hospedaje pueden contar con un buen servicio gastronómico. Y esas alianzas estratégicas se pueden alcanzar con todos aquellos que puedan brindarle un servicio al turista, pero también pudiendo complementarnos con las otras localidades que también ponemos dentro de ese circuito turístico.
Es decir que cuando vengan a La Primavera se van a encontrar con un catálogo turístico y de contactos para poder moverse en la región, para poder andar por los caminos rurales y saber con qué se van a encontrar mientras los recorren.
¿Y hay un espacio cultural bien marcado en todo esto?
La Primavera fue hotel desde sus inicios, pero con el tiempo también cumplió un rol cultural para el pueblo, llegando a tener hasta funciones de cine. Por ello para este presente también se piensa armar algo parecido, “la idea es hacer talleres literarios, encuentros de poetas y cosas de ese tipo. Esto tiene a futuro un enorme potencial para generar fuentes de trabajo directa o indirectamente, pero unos de los pasos iniciales y fundamentales para su desarrollo están dado en la cuestión social.

El hotel

¿Cómo era el estado del hotel cuando deciden reabrirlo?
La familia Chedrese supo mantener y conservar el espacio, porque además lo utilizaron siempre. Durante mucho tiempo se siguieron usando las habitaciones del hotel; allí se dictaban las clases de catecismo, las que estaban a cargo de Violeta Manzur -la mamá de Gerardo- que era la catequista del pueblo. En otra de ellas está el museo privado de la familia que contiene objetos de 1929 a la fecha y la idea a futuro es poder incorporarlo a la propuesta como un museo abierto al público. Inclusive hay una habitación que tiene dos puertas de acceso porque era la que utilizaba el médico de ocasión como consultorio. Y en la actualidad es mucho más sencillo hacer el trabajo porque todo está conservado de una forma increíble; sólo hay que trabajar en actualizar la parte eléctrica, en pintar y reacondicionar algunas aberturas, nada mucho más complejo que eso. Y todo se está haciendo con muchas ganas, con mucha pasión.
¿Cómo es el lugar?
Es un lugar hermosísimo, de principios de siglo XX, conformado por un patio interno rodeado por construcciones en todo su recorrido. Por un lado está el comercio –al frente de la construcción- y de manera contigua, en cada ala hay habitaciones con una galería. De un lado está el comedor del hotel y del otro está la casa de los Chedrese. Ese patio interno está parquizado y tiene una parra que tiene más de 80 años, con una variedad de uva muy particular, que aporta una hoja muy especial que ellos utilizaban para hacer sus comidas. Esa conservación del patio, lo hace muy vistoso.
¿La idea es hacerle cambios a futuro?
Vamos a tratar de mantener el estilo, si bien no se va a poder respetar al cien por cien en cuanto al mobiliario y demás por una cuestión de costos. Hacer de esto un hotel boutique como se estila ahora significaría una inversión altísima y muy difícil de afrontar en este momento, pero si vamos a mantener todas las cuestiones que hacen a la regionalidad.
¿Cómo trabajará el hotel?
Para este comienzo va a contar con tres habitaciones, cocina-comedor compartida y un baño compartido. Una de esas habitaciones va a funcional con el sistema de hostel, es decir que contará con varias camas que hará que la misma se comparta entre distintos visitantes, de ser necesario. Antiguamente el hotel llegó a tener siete habitaciones, pero en esta primera etapa se habilitarán solo tres.
¿Y cuándo reabrirán las puertas?
Estamos a un 90 por ciento de la obra y muy próximos a abrirlo, pero también estamos complicados y demorados por nuestras ocupaciones personales y por la pandemia que ha frenado algunas cuestiones administrativas. La idea es ponerlo a andar en el mes de marzo y después durante el año hacer todo el trabajo de desarrollo, es decir conectarlo con toda la gente del turismo rural y con la red de hostels de Argentina, ya hay muchos viajeros que transmiten sus experiencias por redes y que ya se han conectado con nosotros para desarrollar contenido para las plataformas por las que transmiten sus programas y que además nos sirve a nosotros para hacer visible el lugar.
El proyecto es muy ambicioso y no porque esté de por medio el dinero, sino el trabajo organizado y mancomunado con los distintos actores que lo podrán en marcha. Porque involucrará a muchos emprendedores y sectores privados y lo único que se necesita es que los conectemos y eso lo lograremos más con gestión que con capital.
El turismo rural muestra un gran auge…
El turismo rural ha crecido significativamente en los últimos tiempos. Y tiene que ver con el regionalismo, con la revalorización de nuestras raíces, con mostrar todo lo bueno que encontraron los pioneros en nuestra región y todo lo que hicieron por mantenerlo y desarrollarlo. Tiene que ver con un cambio de cultura de las localidades, de poner al servicio del turista todos los costumbrismos que atesoran como comidas, historias, lugares, paisajes y todo lo que haga a su idiosincrasia. Es difícil preparar cosas por si viene alguien, pero si estamos organizados y conectados es mucho más fácil recibirlos y atenderlos.
Y hablo de convocar a todos los emprendimientos del pueblo para que tengan sus productos listos sabiendo que va a llegar determinado contingente turístico. Es muy factible hacerlo así, es cuestión de coordinar el trabajo de cada uno de los actores. En este caso la apertura del Hotel La Primavera significará el paso inicial de la propuesta turística para San Francisco.
Han tenido repercusión, ¿y han conseguido apoyo oficial?
Desde el gobierno municipal han mostrado mucho interés y respaldo por el proyecto, a través de la Dirección de Turismo desde la gestión de Francisco Aramberri y ahora sigue con Alejandro Trybuchowicz. Contamos con su apoyo logístico y de gestión, entre otras cosas, para su difusión y para la búsqueda de créditos aptos para el desarrollo de este tipo de turismo.
Por delante de todo esto está la localidad por la que venimos trabajando junto a mucha gente e instituciones intermedias. Por eso cuando hablo de un café literario automáticamente lo relaciono con Biblioteca San Francisco y su bibliotecaria María Angélica Chamus con la que tenemos muy lindos proyectos por delante; o el club con su cantina de comidas, o aquellos que hacen dulces caseros para que estén en el desayuno de los turistas. Este es un proyecto integral para todos los actores de la comunidad de Bellocq.
En el cierre de la charla Héctor Somovilla aclaró las formas de contactarse con el hotel. Por Instagram y Facebook, @hospedajelaprimavera1930, o bien por WhatsApp al 2983557519 o al 2983412662.

Los Chedrese, una familia que hizo historia

Gerardo Chedrese es parte de la tercera generación de esta familia de origen libanés que hizo historia en San Francisco de Bellocq. Sus abuelos José y Emilia llegaron en un frío octubre de 1929 -un año después de la fundación de la localidad- para instalarse con sus 12 hijos, unos de los cuales era su papá Pedro y contaba por entonces con 6 años de edad.
“Mi papá me contaba que llegaron y para afrontar el frío quemaron las maderas que traían en un camión, entre otras cosas. Así fue el comienzo en la esquina de la propiedad, donde hicieron una casa de chapa para montar el negocio y un bar. Vendían desde telas hasta comestibles, se fabricaba el talco, el jabón, recibían en el tren las bordalesas de vino y las bolsas de galleta que se consumía seca”.
La época de construcción del ferrocarril tuvo un gran auge para esa comunidad, “llegó a haber cuatro hoteles en San Francisco y uno de ellos era La Primavera, que empezó a funcionar en el año 40. Fue construido por mi abuelo y donde ahora está el negocio funcionaba el bar y el comedor, donde se hacía teatro, boxeo, los bailes de carnaval. Era muy lindo todo lo que sucedía, según las historias que nos contaba papá”.
Estos pueblos conocidos como de campaña tenían un gran movimiento de gente, porque todo el trabajo del campo era manual, a fuerza de hombre y con mucha mano de obra. “Mi abuelo llegó a tener una cosechadora y salía a trabajar al campo con sus hijos”.
La familia Chedrese llegó a Bellocq procedente de Tres Arroyos donde hasta el año 29 tuvo la panadería La Fortuna, en Azcuénaga y Alsina. La crisis económica que atravesaron el país y el mundo por esa época lo llevó a la ruina, y tras vender las pocas cosas de valor que le quedaban compraron la propiedad, también chapas para construir y emprendieron viaje hacia el nuevo destino.
“El hotel tuvo sus tiempos de gran auge y pasados los años cerraron el comedor y el bar, para seguir trabajando solamente con las habitaciones. De esa manera hasta hace unos 35 años siguieron viviendo algunos inquilinos que estaban jubilados y pagaban algo simbólico, pero papá quiso que siguieran estando en ese lugar más que nada por una cuestión afectiva”.
Dada esta historia, el proyecto de reabrir el hotel tiene sin dudas un significado muy especial para Gerardo. “Es muy complicado explicar lo que esto significa para mí por motivos muy personales a nivel familiar. En realidad con mi esposa Graciela siempre quisimos reflotarlo, armar un pequeño hotel, un hostel o lo que se le dice un hotel boutique, eso fue lo que dio pie a esta historia, pero por distintas circunstancias nunca pudimos llevarlo a cabo. También nos interesaba mucho que no se perdiera la propiedad en abandono, queríamos que estuviese activa, que recupere la vida que siempre tuvo y buscar de una manera directa o indirecta beneficiar a San Francisco, dándole un atractivo más para su desarrollo. Desde esa perspectiva se me ocurrió poner manos a la obra y sumar a Héctor (Somovilla) a este proyecto, así teníamos también una forma de homenajear a los pioneros de esta región, gente que vino a hacer patria cuando acá no había absolutamente nada”.

Solo detalles
Sobre el avance de obra nos comentó que “solo faltan detalles para poner a andar el hotel, por ahora sólo serán tres habitaciones y probablemente sea una cuarta en poco tiempo, si logramos concretar un par de cosas. Y a partir de su desarrollo podremos tener una apertura laboral para toda la comunidad de Bellocq, además del valor socio-cultural que tiene este proyecto”.
“Yo pertenezco a una familia que siempre brindó servicios y la idea de esto es ampliar ese punto no solo en nuestro favor, sino también en favor de San Francisco que siempre ha estado junto a Casa Chedrese en sus más de 90 años de vida”.

La Primavera fue hotel desde sus inicios, pero con el tiempo también cumplió un rol cultural para el pueblo, llegando a tener hasta funciones de cine

La Primavera fue hotel desde sus inicios, pero con el tiempo también cumplió un rol cultural para el pueblo, llegando a tener hasta funciones de cine

Para este comienzo La Primavera va a contar con tres habitaciones, cocina-comedor compartida y un baño compartido

La familia Chedrese fue pionera en el desarrollo de San Francisco de Bellocq

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes