Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

LA IMPRONTA DEL PORTEÑO DIEGO GALEOTA EN EL BASQUET DE COSTA SUD

Oriverde por adopción

A sus ganas y persistencia, compartida con otros padres, se le atribuye la participación de Costa Sud en el Provincial de Básquet, deporte del que poco sabía cuando llegó a Tres Arroyos y al que arribó por la práctica de su hijo. Hoy colabora con el club pintando una tribuna o cocinando hamburguesas, y hasta trasladó los cánticos típicos del fútbol a las gradas que lo tienen como protagonista cuando juega el Oriverde. Es Diego Galeota, más conocido como “Rasta”, un verdadero personaje. Su charla con “El Periodista”

Enero 2020
La vinculación de su hijo con la naranja sentó los cimientos de este amor de Galeota por el Oriverde

La vinculación de su hijo con la naranja sentó los cimientos de este amor de Galeota por el Oriverde

La mayoría lo conoce bajo el apodo de “Rasta” (su pelo lo delata); detrás de esa imagen afloran las ganas, la pasión por el proyecto que ha decidido encarar. Diego Galeota es nativo de Buenos Aires, pero se involucró desde hace algunos años de lleno con el básquet de Costa Sud. Como un hincha más, como aquellos que lo llevan desde la cuna.
Su participación revolucionó el entorno deportivo de la institución. Integra un grupo entusiasta de padres que convenció a la dirigencia y a los jugadores de que era posible afrontar el Provincial de Clubes. Pero también predica con el ejemplo, porque siempre es materia dispuesta para colaborar en donde se lo necesite: pintando tribunas, ayudando en el kiosco y hasta alentando a viva voz en cada uno de los compromisos que Costa Sud asume en el baloncesto local.
En un mano a mano con “El Periodista”, este singular personaje de la familia Oriverde remonta el tiempo y menciona de qué manera se embarcó en este viaje. “Debo confesar que prácticamente no tenía conocimiento del básquet. En Buenos Aires, el lugar de donde soy oriundo, no lo seguía habitualmente. Solía concurrir a ver fútbol a la cancha de Tigre (club del que soy hincha) o bien a River”.
La vinculación de su hijo con la naranja sentó los cimientos de este amor por el Oriverde. “En lo personal, practiqué fútbol y rugby, pero a este deporte no me había acercado nunca, hasta que a mi hijo Santiago le prendió. Probamos en Costa Sud (a instancias de mi esposa, que siempre fue hincha del club), le encantó y decidió continuar”.
Señala que “esa pasión que mi hijo comenzó a transmitir por el básquet me fue atrapando. Un buen día Nicolás García, ex jugador de Primera de Costa Sud y ahora en Quilmes, nos invitó a asistir al partido de la categoría mayor. En ese momento estaban disputando las finales de la temporada con Sarmiento de Suárez. Empecé a ver partidos de manera frecuente, y me enganché definitivamente. Ahora considero que es un deporte hermoso, alucinante, con un ambiente muy sano, incomparable al del fútbol”.
Galeota confiesa que “la atracción que sentí y la participación de mi hijo en el básquet menor del club hicieron que me volcara a colaborar con la Comisión de Padres que trabaja en Costa Sud, para respaldar la actividad de los dirigentes y de los que practican este deporte. A veces me ha tocado hacerme cargo de cocinar las hamburguesas que se venden en el kiosco, porque allí es todo a pulmón. Algunos papás pueden ayudar durante algún tiempo y luego dejan, no es algo estable, pero por otro lado nadie tiene obligación de hacerlo. En mi caso me fui involucrando, me hice amigo de varios y armamos un grupo que trata de empujar para que esta disciplina del club se mantenga”.
Vale aclarar que se trata de un conjunto de papás que no ostenta ningún cargo en la Comisión Directiva. “Sí debo decir que ellos nos escuchan en el caso de que nosotros acerquemos alguna propuesta, incluso piden opiniones o sugerencias”, aclara.
Diego recuerda que “hasta el 2018 participábamos solamente de los temas referidos al básquet menor, pero en 2019 comenzamos a tener injerencia en las divisiones mayores. Esto sucedió porque Costa Sud decidió a partir de esa fecha no contar más con jugadores rentados, a los que se les pagaba un pequeño sueldo hasta ese entonces. Por cuestiones económicas el club no lo pudo afrontar, y ahora el que integra el equipo de Primera lo hace puramente por amor a la camiseta”.
“Creo que fue una decisión acertada -agrega- porque desde que se tomó ese rumbo el básquet de Costa Sud se revolucionó. Ante la dificultad, lejos de querer irse, todos quisieron poner el hombro y permanecer. Los más grandes del plantel de Primera tomaron un compromiso bárbaro para seguir entrenando, y el resto de la plantilla se conformó íntegramente con pibes que venían de las formativas. En resumen, el DT Raúl Bianco hoy cuenta con un grupo de 20 o 22 basquetbolistas a disposición en la categoría superior. Esto es muy bueno no sólo para los elementos jóvenes del plantel, al lograr otro roce y aprendizaje, sino también para los mayores, porque aquellos que vienen de abajo los exigen cada día más”.

El Provincial
La participación de Costa Sud en el Provincial de Clubes resultó una sorpresa para propios y extraños, más aún si se toma como parámetro el contexto de un 2019 atravesado por las dificultades económicas a nivel general. Galeota le da gran valor en esta determinación a la pasión y ganas de Raúl Bianco. “Tenemos la fortuna de contar con un entrenador como él. No solo es un apasionado del básquet, sino que está encima de todos los detalles que se relacionan con el crecimiento de todos los jugadores del club. Está convencido de que cada uno de ellos solo mejorará con la frecuencia de los entrenamientos y de la competencia”.
Rememora que “en una charla que mantuvimos ambos, a principios del año pasado, me tiró sobre la mesa algunas ideas que, según su punto de vista, podían venir bien para el segundo semestre de 2019. El proyecto apuntaba a darle al club un salto de calidad desde lo basquetbolístico, iniciando un trabajo integral que abarcara a todas las categorías, para involucrarlas en otro tipo de competencias, no solo el torneo local”.
“Transmití esa idea a la Comisión de Padres -explica-. Algunos pensaron que se trataba de una locura, otros se entusiasmaron, pero se podría decir que paulatinamente fuimos “forzando” la decisión de la dirigencia de Costa Sud hacia la participación en el Provincial. Nos reunimos con algunos integrantes de la Comisión Directiva y con jugadores de Primera, expusimos la propuesta (que a esa altura ya se había desparramado por los pasillos de la institución).En la primera charla ganó la negativa, porque el club tuvo en cuenta otro tipo de prioridades (en materia de infraestructura, por ejemplo) a la hora de distribuir sus gastos”.
Sin embargo, la bocha cambió. “Creo que uno de los detonantes para la aceptación posterior de la participación de Costa Sud en el Provincial tuvo que ver con la energía, voluntad y entusiasmo que tanto el grupo de padres como los entrenadores (Bianco y Beitía) y algunos jugadores mayores pusieron para defender la idea. Por un lado eso sumó, pero lo que en definitiva terminó inclinando la balanza fue la decisión de los padres que integran la Comisión de Básquet Infantil de aportar dinero para afrontar el gasto de la inscripción al Provincial, que no resultaba para nada barata. Desde ese lugar comenzó a percibirse que el esfuerzo de esos papás que llevaban a sus hijos a las divisiones formativas lograría tener eco en las categorías superiores, porque se dejó de lado la separación tradicional que en la mayoría de los clubes se evidencia entre ambos estamentos”, destaca Diego.
Con ese empujón inicial, los dirigentes accedieron, y dieron absoluta libertad de organización para armar eventos, rifas o salir a buscar todo tipo de recursos para solventar el proyecto. Incluso permitieron utilizar instalaciones del club para hacerlo.
La idea no se acaba en la participación de Costa Sud en la temporada 2019-20 del Provincial, sino que el objetivo apunta extender esa presencia por un lapso que oscila entre los 3 y 5 años, y que incluya además la posibilidad de disputar la Liga Junior y todas las competencias zonales que abarquen a las formativas (U13- U15 y U17).
“Una de las condiciones que habíamos impuesto -comenta el entrevistado- es que el club no iba a tener que gastar un peso de su caja para afrontar este compromiso, y hasta ahora se ha mantenido de esa manera. Por otro lado, se prevé que el dinero que aportó la Comisión de Básquet Infantil sea devuelto”.
Para lograr ese objetivo, menciona que “una de las formas de generar recursos fue el recambio de muchos de los carteles de publicidades estáticas añejas. Se consiguieron nuevos auspiciantes, hecho que ayudó en gran medida. Por otra parte, se conformó un grupo de padres que colaboró para pintar casi todo el gimnasio (solo falta una pared), lo que ha dejado al Microestadio con una muy linda imagen. Ese trabajo de hermoseado de las instalaciones comenzó a generar otra energía entre los propios jugadores y dirigentes (varios de ellos se sumaron a las tareas de pintura). A la hora de ponerse a trabajar, todos dieron una mano”.
Opina que “en ese sentido, desde el grupo de padres que colabora en el club hemos notado una actitud favorable hacia este tipo de iniciativas, que ojalá perdure. Creo que el secreto para el sostenimiento de una actividad tan linda como ésta pasa por darle vida social a la institución. Pienso que por historia deportiva, infraestructura y un montón de otras razones, Costa Sud es un “gigante dormido”, que cuenta con recursos para volver a ser lo que fue. Queremos un estadio a reventar cada vez que juega el equipo, y un número de socios que se acerque a lo que en una época existió. Aspiramos a que el club se acerque a la comunidad, y que a su vez la gente se identifique con nuestra entidad. Para eso necesitamos construir sobre bases sólidas, por ejemplo aglutinando firmas que se interesen por nuestro proyecto y armando campañas de suscripción de socios, para que esto no dependa de un ‘grupo de locos’ que la reman solos”.
Galeota admite que “desde lo estrictamente deportivo, mucha gente tenía dudas, porque planteamos en su momento jugar el Provincial sin refuerzos, con el mismo plantel que afrontó el torneo local. Pero quiero dejar en claro que en este proyecto los resultados no son lo más importante. Por supuesto, a todos nos interesa ganar; no obstante, es altamente destacable la perfomance del equipo, porque llegó a la final del certamen de la ATB y logró superar la primera fase de la competencia bonaerense. Repito que la conjunción entre los chicos más jóvenes y los experimentados funcionó muy bien, y en eso hay que darle todo el mérito a Raúl Bianco. Me animaría a decir que la doble competencia potenció el nivel de Costa Sud”.

La tribuna
La intervención de Diego en el Oriverde no solo se limita al aporte de tiempo y ganas para conseguir recursos que mejoren la actividad del básquet, sino que se refleja también en el aliento desde las gradas que cualquier equipo necesita para dar lo mejor de sí.
“Estar en la tribuna es la parte que más me gusta de todo esto -reconoce-. También desde ese lado me propuse motivar un cambio de actitud, y ahora se ve al público de Costa Sud no solo asistiendo a los partidos, sino también comprometido con los cánticos de hinchada, para transmitirle respaldo a los jugadores”.
Acota que “en aquel tiempo en que comenzamos a concurrir frecuentemente a los partidos de básquet con mi hijo Santiago, confeccionamos una bandera que ahora llevamos a todos lados, y en la que figuran los nombres de los chicos de las formativas (fundamentalmente de Premini y Mini). Queremos inculcar un sentido de pertenencia, y pretendemos que la hinchada sea un factor más que incida favorablemente para nuestro equipo. Pongo un ejemplo concreto del Provincial: cuando jugamos como locales ante Racing de Olavarría, el trámite venía complicado (perdíamos por 14 o 15 puntos); en ese momento la gente comenzó a alentar como nunca, lo dimos vuelta, y terminamos ganando. Creo que fue el cotejo emblema que marcó lo importante que es el apoyo del hincha, del entorno. El día que vencimos en el segundo partido de las semifinales a Huracán, me queda aún la imagen de los jugadores y el público unidos en un solo canto en los pasillos y en las tribunas, festejando a más no poder. Solo ese hecho ya paga todo el esfuerzo que hicimos en esta locura”, comenta a modo de cierre Galeota.

Otras notas del mes

La mayoría lo conoce bajo el apodo de “Rasta” (su pelo lo delata); detrás de esa imagen afloran las ganas, la pasión por el proyecto que ha decidido encarar Diego Galeota

En un mano a mano con “El Periodista”, este singular personaje de la familia Oriverde que es Diego Galeota se remontó en el tiempo y contó cómo llegó al club

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes