Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

LA EXPERIENCIA DEL TRESARROYENSE BENICIO ARIAS EN EL MUNDIAL DE BÁSQUET DE CHINA

Naranja y mandarín

El tresarroyense Benicio Arias, su esposa e hija se convirtieron en protagonistas de lujo de la epopeya del básquet argentino en el Mundial de China, un evento que para nuestra ciudad contó con un aditamento especial: la presencia en el seleccionado nacional de un deportista local, tal el caso de Máximo Fjellerup. Tras su regreso del Lejano Oriente, Arias narró a “El Periodista” las vivencias de viaje surgidas directamente desde la tribuna de los escenarios en donde el equipo orientado por Sergio Hernández desplegó su hazañosa performance

Octubre 2019
El tresarroyense Benicio Arias, su esposa e hija se convirtieron en protagonistas de lujo de la epopeya del básquet argentino en el Mundial de China

El tresarroyense Benicio Arias, su esposa e hija se convirtieron en protagonistas de lujo de la epopeya del básquet argentino en el Mundial de China

Al salir de Tres Arroyos con destino a China, ¿soñabas con una actuación como ésta del equipo?
Con total honestidad, mi expectativa apuntaba a que la Selección Argentina haría un muy buen papel si se ubicaba entre los ocho equipos que llegaran a los cuartos de final, sabiendo que no iba a ser fácil ingresar a esa instancia. No obstante, creía y confiaba en que podíamos estar ahí. Una vez en China, viendo in situ el potencial de los demás equipos y analizando los cruces, en determinado momento pensé que se complicaría la clasificación directa a las olimpíadas de Tokio 2020, teniendo en cuenta que solo accedían a esa posibilidad dos representantes de América. El número puesto para ocupar uno de esos lugares era Estados Unidos, y en la puja por la plaza restante había planteles muy competitivos (tal el caso de Brasil, el mismo Canadá, y porqué no Venezuela, Puerto Rico o República Dominicana). Fue sorprendente, fuera de toda expectativa y por demás emocionante la performance argentina. Cuando desde afuera se ve que un equipo está capacitado para ganar con solvencia cotejos difíciles como el que se dio en la primera fase ante Rusia, la ilusión se alimenta.

Cuando el seleccionado sorteó su grupo con autoridad y accedió a la segunda fase, la esperanza se potenció…
Por supuesto. Ya en la segunda etapa del torneo, también se resolvió con total autoridad la prueba de fuego que significaba Polonia, porque venía invicto en su zona (aunque en los papeles no era una de las potencias del certamen). No solo eso, sino que Argentina se mantuvo en una racha ganadora que le permitió acceder a los cruces de cuartos de final con otra mentalidad, muy distinta a lo que hubiera sido clasificar a duras penas. Ante esas situaciones, a veces aparecen las dudas y ciertos factores influyen hasta en la moral del plantel. Pero en este caso fue diferente, porque los triunfos resultaron verdaderamente rotundos. Se veía la cohesión del equipo nacional, la disposición para la defensa, la entrega de todos y el acatamiento sin chistar a las decisiones del cuerpo técnico.

Un equipo que mostró a todos sus integrantes en muy buen nivel, con Fjellerup incluido…
Creo que todos los integrantes del plantel estuvieron a la altura de las circunstancias, y eso se lo pude expresar a Maxi en una conversación por WhatsApp. A él le tocó ingresar en pasajes de partidos en donde la situación apremiaba, y las superó sin problemas, en ocasiones siendo el primer recambio del quinteto inicial. Ya se ganó su lugar en la selección de aquí en adelante, y fue creciendo en el juego conforme el equipo avanzaba en el certamen. Cuando logre soltarse definitivamente, con más experiencia acumulada sobre sus espaldas, seguramente se convertirá en un integrante fundamental del seleccionado. Por todo lo que menciono, Argentina fue una máquina que terminó entusiasmando a quienes tuvimos el privilegio de verlos en persona, y que generó palabras de elogio de varios técnicos rivales incluso antes de los enfrentamientos.

En un país de distancias tan extensas como China, ¿de qué manera se movieron para recorrer las sedes de primera y segunda fase?
La primera fase se disputó en una ciudad ubicada en el centro-sur del país (Wuhan), y desde allí hicimos unos 1000 kilómetros para movernos hasta Foshan, donde Argentina jugaba la segunda instancia. Mi familia y yo decidimos alojarnos en la misma locación en donde se realizaban los partidos. El siguiente periplo resultó llamativamente cercano, porque el cotejo de cuartos de final se desarrollaría en Dongguan, apenas a unos 100 kilómetros de la sede anterior. Tuvimos suerte, porque nosotros teníamos previsto a esa altura hacer base en Hong Kong, que se ubica relativamente cerca de estos puntos mencionados.

TRIUNFOS CONSAGRATORIOS

¿La confianza plena en el plantel apareció tras esa victoria contundente ante Polonia, sobre el cierre de la segunda fase?
A partir de Polonia, particularmente me sentí muy confiado con lo que el equipo pudiera dar, aunque miraba de reojo los cruces, para que tratáramos de esquivar el más riesgoso. En un momento se presagiaba un eventual choque con Estados Unidos en caso de llegar a semifinales, que nadie quería. Resultó paradójico, porque preferíamos a esa altura confrontar con España en cuartos antes que con Serbia (como finalmente sucedió), justamente el rival que nos derrotó nada menos que en la final.

Llegó Serbia, con sus estelares NBA, pero también sucumbió…
Quiero aportar un dato de color sobre ese partido: la cancha llamativamente no estuvo llena, solo se completó un poco más de la mitad de su capacidad. En la cabecera donde nos ubicamos, compartimos espacio con la hinchada serbia, que portaba una bandera enorme (Eran muchos y bien grandotes, por eso los fui a saludar). Con amabilidad pidieron colocarla cerca de donde estábamos nosotros. Trabamos conversación con algunos de ellos, e incluso uno del grupo mencionó que conocía nuestro país y había visitado la Bombonera, en donde se sacó fotos con Carlos Tévez. Convivimos con ellos en el marco de un respeto total, pese a que en un momento el trámite del partido se puso caliente; se los notaba muy fastidiados con su selección, porque en el juego Argentina los aturdió completamente. Cuando terminó el cotejo, vinieron a saludar con gran cordialidad.

A partir de semifinales hubo que efectuar un largo recorrido hasta Beijing, algo que en los cálculos iniciales no figuraba, ¿verdad?
Quiero aclarar que los hinchas argentinos en China no éramos muchos. En las dos primeras fases se trataba de un grupo de 40 o 50, pero conforme avanzó el equipo en el torneo quedamos unos 20. Nadie pensaba que la selección iba a acceder a disputar las semifinales, y varios ya tenían programada la vuelta. No habíamos sacado ni siquiera la entrada, y la estadía de hotel la teníamos reservada en Hong Kong hasta mediados de setiembre. Cuando Argentina superó a Serbia en cuartos, motivó una serie de reprogramaciones. Tenía pasaje para viajar el 14 a Beijing, pero la semifinal con Francia se disputaba el 13; por eso decidí adelantar el vuelo. Mi familia (esposa e hija) se quedó en Hong Kong; ese fue el único de los partidos del Mundial al que asistí sin su compañía. Pero no podía perderme ese juego. Conseguimos la entrada, reservamos hotel, dentro de un contexto de cierta complejidad, porque allá no es tan fácil desplazarse y adaptarse a algunas cuestiones. Pero la experiencia indica que cuando uno quiere algo, lo hace.

¿Francia resultó otro batacazo, o esa altura ya se podía soñar con el triunfo?
Los galos venían de destronar nada menos que a Estados Unidos. Argentina accedía a ese partido con un ánimo triunfalista y eso se contagiaba a los hinchas, pero sabiendo que se trataba de un examen dificilísimo. Lo que sí me sorprendió es la forma en que se ganó ante los franceses (por casi quince puntos). Vimos en cancha a un equipo aún más eficiente que contra Serbia. Esa victoria rotunda nos hizo pensar a todos que contra España en la final la cosa se podía repetir, pero fue una historia totalmente distinta. Ellos plantearon el partido de la misma manera en que nosotros lo hicimos con los demás en las instancias anteriores, con la diferencia de que cuentan con jugadores de mayor jerarquía, más envergadura física y altura, incluso en sus perimetrales.

Para la final, España estudió mejor los movimientos de Argentina, y allí no hubo sorpresa que valga…
Fue un baldazo de realidad. El cuerpo técnico encabezado por Scariolo ganó el duelo estratégico en el partido decisivo, aunque el nuestro (liderado por Sergio Hernández) demostró estar a la altura de la exigencia internacional durante todo el desarrollo del Mundial. Nunca pudimos defender el pick and roll que jugó Marc Gasol con Llul o Rubio. Hablamos de figuras de primera línea a nivel FIBA, que hicieron valer su calidad.

Dentro de un plantel argentino en gran nivel en general, ¿quiénes particularmente te asombraron?
Me sorprendió sobremanera la potencia, capacidad de salto y poder reboteador de Garino. En la cancha es impresionante. Lógicamente, a Scola y Campazzo todo el mundo los tenía apuntados como las figuras descollantes. Respecto a ellos dos, personalmente el base me transmitió la sensación de estar viendo a un jugador que se ubicó en rendimiento por encima de todos los que nos enfrentaron. No vi a otro con su nivel en todo el Mundial, efectuando asistencias fantásticas (incluso entremedio de las piernas de sus oponentes) y una gran efectividad desde el tiro exterior. En el mismo peldaño de jerarquía lo pongo a Scola, por liderazgo, garra, entrega, manejo del juego, efectividad, pero Campazzo era el “distinto”, e incluso la prensa internacional y de China lo consideraban de esa manera.

¿Qué se puede esperar de este grupo de talentos nacionales de aquí en más?
Con este desempeño en el Mundial, Argentina se asegura la posibilidad de estar en el lote de equipos con mayor roce internacional que concurrirán a las Olimpíadas de Tokio. No pienso que se le dé la chance de ganar, porque seguramente Estados Unidos asistirá con los NBA de primer nivel, pero ahora alcanzamos un estándar bien competitivo. En América seguiremos siendo potencia, resta que algunos elementos jóvenes terminen de foguearse, y que surjan nuevos (sobre todo en la posición de Scola, en donde no hay tanto recambio).

Fuera del aspecto basquetbolístico, ¿qué impresión te llevaste de China?
Es un territorio impresionante (con régimen comunista y controles rigurosos por parte del Estado), al que le agregan un importantísimo grado de desarrollo. Todas las ciudades en las que estuve tienen un ritmo de funcionamiento que se condice con cualquier urbe del mundo occidental, no se advierten diferencias en ese sentido. Un aspecto llamativo, es que parte del personal del hotel en donde nos alojamos en la capital (Beijing) no tenía conocimiento de que se jugaba un Mundial de Básquet en su país. De cualquier manera, a la hora de evaluar la comodidad de traslados, vale destacar que en China el sistema de subte funciona de manera impecable. Incluso se puede acceder desde el aeropuerto hasta cualquier parte a través de ese medio de transporte. A modo de anécdota, recuerdo que ni bien llegué a la capital dos personas se acercaron para colaborar conmigo y me acompañaron a tomar un taxi que me trasladara al hotel en donde me iba a alojar. No solo eso, sino que se quedaron con el conductor otros quince minutos para hacerle entender cuál era la dirección a la que debía ir. Con esto quiero significar que encontré a un pueblo muy predispuesto y servicial para con el turista.

“Todas las ciudades en las que estuve tienen un ritmo de funcionamiento que se condice con cualquier urbe del mundo occidental”, describió Arias sobre China

“Argentina fue una máquina que terminó entusiasmando a quienes tuvimos el privilegio de verlos en persona”, consideró Benicio Arias sobre el equipo nacional

Para Tres Arroyos el Mundial contó con un aditamento especial: la presencia en el seleccionado nacional del basquetbolista local Máximo Fjellerup

“Encontré a un pueblo muy predispuesto y servicial para con el turista”, aseguró Benicio Arias sobre su estadía en China

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes