Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

MARIA MAGDALENA GONZALEZ Y UNA INTERESANTE CAPACITACION PARA DOCENTES EN MEDIO AMBIENTE

Física y química

“Maki” González es magister en Física Médica y licenciada en Química. Desde Bariloche donde vive, y a través de RGU Consultoría Química, fundada en Mar del Plata donde estudió, llevó adelante una capacitación en temáticas ambientales para que los docentes puedan aplicar la Ley de Educación Ambiental Integral en el aula. “El Periodista” la entrevistó

Septiembre 2021
María Magdalena “Maki” González es magister en Física Médica del Instituto Balseiro y licenciada en Química de la Universidad de Mar del Plata

María Magdalena “Maki” González es magister en Física Médica del Instituto Balseiro y licenciada en Química de la Universidad de Mar del Plata

Está instalado y es fácil de comprobar que son los chicos la garantía de que en el futuro inmediato habrá chances de corregir buena parte de nuestra despreocupación adulta por el cuidado del medio ambiente. Y es la escuela el escenario natural para fundamentar aquello que los más pequeños parecen traer consigo cuando buscan sembrar conciencia en este campo tan amplio. Aprobada la Ley de Educación Ambiental Integral, publicada en el Boletín Oficial el pasado 3 de junio, es fundamental que los docentes cuenten con herramientas para aplicarla en las aulas, y a este desafío se orientó una capacitación desarrollada durante el mes de agosto, organizada por RGU Consultoría Química y que contó entre sus disertantes a la magister en Física Médica María Magdalena González, marplatense que desde muy chica vivió en Tres Arroyos, donde cursó sus estudios primarios y secundarios.
“Me identifico con Tres Arroyos, viví desde los 6 años, mi familia está ahí. Tras finalizar la secundaria en la Escuela Agropecuaria, donde había ingresado pensando en ser veterinaria, me volví a Mar del Plata, donde nací, a estudiar Ingeniería en Alimentos, que es lo que surgió de un test vocacional que me habían hecho en quinto año. De hecho creo que lo que más me interesaba de Veterinaria era la parte de alimentos. Pero después de tres años de Ingeniería me di cuenta que eso no era lo mío, que quería más química, más mesada y laboratorio. Entonces me cambié de carrera y creo que esa es una de mis mejores decisiones: en 2005 empecé la Licenciatura en Química en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Y me llevó mi buen tiempo, porque siempre trabajé y estudié, pero es lo que realmente amo”, contó, entrevistada por “El Periodista”.
Todos los veranos, fines de semana largos y vacaciones de invierno, “Maki” volvía a Tres Arroyos a trabajar como playera en la estación de servicio YPF ubicada sobre la ruta 3.
Hasta que en 2013, la propuesta de hacer una pasantía ad honorem en un laboratorio de medio ambiente y alimentos marplatense la impulsó a priorizar su carrera. “Una amiga, Alicia Robles, quien después creó RGU Consultoría Química, fue quien me bancó durante ese año para que pudiera hacer la pasantía, siempre con la idea de hacer un buen trabajo y que me ocupen. Y así fue, empecé a trabajar allí antes incluso de recibirme, porque de hecho lo hice en 2015. Pero haberme recibido ya con experiencia fue también una buena decisión”, aseguró.

Radiofármacos
Hoy, María Magdalena vive en Bariloche. Y hasta allí llegó porque, a pesar de que había decidido no estudiar más cuando terminó la licenciatura ya trabajando en su profesión, recibió otra propuesta tentadora. “En 2016 me llamó otra amiga y me comentó de una maestría en el Balseiro. Pensé que ese lugar era solo para cracks… Sin embargo la propuesta daba para mi perfil, me presenté y me eligieron. No conocía Bariloche, me tentó hacerlo y además, la maestría también tenía de interesante que por determinadas materias había que vivir tres meses en Mendoza. Así que luego de esos tres meses volví a Bariloche para la tesis y ya me quedé”, recordó.
En el Instituto Balseiro, “Maki” hizo como carrera de posgrado la Maestría en Física Médica (MFM), con el aval de la Universidad Nacional de cuyo y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). “Al momento de elegir la tesis de MFM, me incliné por el tema de investigar y gestionar los residuos radiactivos que se generarían en el Centro Integral de Medicina Nuclear y Radioterapia de Bariloche (CIMNyR), o también conocido como Fundación Intecnus. La tesis se tituló ‘Optimización del sistema de gestión de desechos radiactivos del Centro integral de medicina nuclear y radioterapia de Bariloche’”, describió.
“Un físico médico puede trabajar en distintas áreas; mi marido, por ejemplo, trabaja en radioterapia (lo que llamamos comúnmente ‘rayos’ en el tratamiento del cáncer), y su rol está vinculado a la planificación del tratamiento, los equipos, cuánto se irradia, como una contención al médico, podríamos decir. En mi caso, actualmente desarrollo mis tareas como becaria A1-P de la CNEA en el departamento de Ciclotrón y Radiofarmacia de la Fundación Intecnus, en el Laboratorio de control y calidad de radiofármacos. Todas palabras difíciles (risas). El Ciclotrón es un acelerador de partículas que se utiliza, siempre en el ámbito nuclear, otro campo que era absolutamente nuevo para mí, para diagnósticos y tratamientos oncológicos. Por mi formación química, mi tarea es el control de calidad de estos radiofármacos. Este es un espacio que recién se está poniendo en marcha, presentando documentación a la ARN y a la ANMAT, así que mientras tanto estoy por arrancar un doctorado en nanopartículas. La que no iba a estudiar más… (risas). Mi idea es estudiar medios de transporte para los radiofármacos a las células”, comentó.
“De alguna manera acá en Bariloche se repitió la historia que había vivido en Mar del Plata. Vine a hacer la tesis a la Fundación INTECNUS pensando también que tenía que recibirme de la Maestría con un trabajo, y apuntando a los residuos radioactivos, lo que también se vincula con el medio ambiente, que es uno de los temas que me interesó siempre”, completó “Maki”.

Consultoría y capacitación
Apasionada por la temática ambiental desde chica, María Magdalena le escribía al diputado Osvaldo Mércuri, expresidente de la Cámara baja bonaerense entre 1989 y 1997 y entre 2001 y 2005 y fuerte impulsor del desarrollo sustentable, y recibía en su casa libros sobre medio ambiente. “Con mis amigos del barrio hacíamos distintas actividades ya con una mirada ecológica, con logo y todo, y cuando llegué a la Universidad, en el momento de elegir las materias optativas, me incliné hacia esa temática. Y la tesis de maestría también la orienté a la gestión de los residuos radioactivos, porque es muy importante investigar pero hay que ocuparse de trabajar en eso, en reutilizarlos o en disponerlos en forma adecuada. Siempre estuvo la cuestión ambiental en mi formación”, recordó.
Su amiga, la doctora en Química Alicia Robles, fundó RGU Consultoría Química tras completar su formación en Europa, y convocó a María Magdalena y a otra profesional de la disciplina a sumarse a su proyecto. La empresa brinda diversos servicios de asesoramiento en el registro y normativa vinculada a precursores químicos, seguridad e higiene en la manipulación de químicos y límites de exposición, análisis de sustancias y materias primas, evaluación de impacto ambiental y gestión de calidad, entre otros. Y entre otros proyectos que lleva adelante, a partir de la aprobación de la Ley de Educación Ambiental Integral, la Consultoría diseñó la capacitación denominada “Recursos de Enseñanza para una Educación Ambiental Integral”, destinada a brindar a los docentes herramientas prácticas y virtuales, para transmitir y concientizar a los alumnos en temáticas ambientales y crear hábitos eco-amigables.
“En principio ya de por sí es complejo leer, interpretar y llevar al aula una ley. Entonces comenzamos a analizarla y vincularla con nuestra formación y competencias, y armamos esta capacitación online, que es una de las ‘ventajas’ que ha traído la pandemia. Y decidimos enviar información a las escuelas no sólo de Mar del Plata sino también de Tres Arroyos”, comentó la profesional.
“Estuvimos charlando con los docentes porque nosotros tenemos mucha información para compartir, pero el interés de RGU es llevar a cabo algo que sirva, desarrollar herramientas prácticas que les permitan trasladar esos conocimientos al aula y seguir trabajándolas. Y todo está trabajado también pensando en esta dualidad virtual- presencial. Por supuesto también les hemos consultado, si bien la ley se aplica en todo el país, de dónde provienen los inscriptos para poder presentarles propuestas sectorizadas, adecuadas a su realidad”, aseguró “Maki”, quien en sus recientes viajes a Tres Arroyos ha ido conociendo distintas propuestas amigables con el medio ambiente como la casa de botellas, el reciclado de cubiertas, entre otras. “Nuestra idea siempre fue que la información esté vinculada con la realidad de los docentes de la zona, y de hecho pensamos que quizá en noviembre podamos ofrecer una capacitación exclusiva para Tres Arroyos”, completó.

Un éxito de participación
Para María Magdalena, la nueva ley “es un gran paso para apuntar a trabajar estas temáticas en equipo, y es importante que se pueda implementar en todos los niveles y en todas las escuelas. Desde el mismo jardín de infantes, la idea de reutilizar elementos de uso cotidiano como un pote de yogur, hasta la secundaria, la posibilidad de integrar y plantear estos conocimientos de manera transversal es fundamental”, consideró.
De hecho, la capacitación, que se desplegó a lo largo de los cuatro sábados de agosto, resultó un éxito. “Fue hermosa, muy activa y participativa, con la misma actitud, los docentes la siguieron del primero al último sábado. El 20 por ciento de los inscriptos fue de Tres Arroyos, de hecho se pudieron conocer muchas experiencias ambientales del lugar que sirven de modelo para Mar del Plata y viceversa, y de hecho una docente de Tres Arroyos aseguró que va a tener mucho trabajo el año que viene porque del intercambio de experiencias con sus pares de Mar del Plata le surgieron muchas ideas para el aula. Para noviembre estamos pensando en una segunda edición del curso porque el feedback con los docentes fue genial. Por eso invitamos a las escuelas de Tres Arroyos a contactarse para pensar en capacitaciones personalizadas a la realidad local. Tanto nosotras como las docentes estamos abiertas a seguir intercambiando y profundizando conocimientos, fue un éxito”, concluyó.
Más información en www.rguconsultoriaquimica.com.ar y por mail a contacto@rguconsultoriaquimica.com.ar

Desde Bariloche donde vive, y a través de RGU Consultoría Química, fundada en Mar del Plata donde estudió, “Maki” González  llevó adelante una capacitación en temáticas ambientales

Desde Bariloche donde vive, y a través de RGU Consultoría Química, fundada en Mar del Plata donde estudió, “Maki” González llevó adelante una capacitación en temáticas ambientales

“Maki” trabajando en control de calidad por cromatografía en papel a un radiofármaco utilizado en estudios de Medicina Nuclear de la Fundación Intecnus

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes