Municipalidad Tres Arroyos

notas edicion de papel

“VIART”, UNA NUEVA PROPUESTA PARA EXPONER, PERO TAMBIEN VENDER CUADROS Y OBJETOS DE ARTE EN TRES ARROYOS

El arte en la vidriera

Con la idea de exponer pero también de vender cuadros y objetos de arte, María Pía Vassolo y Graciela Chalde abrieron, en el estudio de esta última, “Viart”. Se trata de un espacio que alberga obras de ellas mismas pero también de artistas locales y foráneos, curados en principio por el reconocido Roberto Martín pero que luego serán admitidos por una comisión formada para ese fin. En Lavalle 31 hay una vidriera para el arte, y “El Periodista” invita a mirar

Julio 2019
Las artistas plásticas Graciela Chalde y María Pía Vassolo abrieron “Viart”, un concepto novedoso, una vidriera para el arte

Las artistas plásticas Graciela Chalde y María Pía Vassolo abrieron “Viart”, un concepto novedoso, una vidriera para el arte

Galeristas y marchands existen fundamentalmente porque para un artista no sólo es difícil ponerle precio a su propia creación y venderla. También necesita un espacio donde mostrarla, propiciar el encuentro con el posible comprador, y por qué no, entender las reglas del mercado del arte, que no están exentas de tendencias, caprichos y curiosidades. Sin proponerse estas cuestiones de manera formal sino más bien buscando explorar nuevas posibilidades para las obras en un territorio reducido a unos pocos ámbitos para exponer, las artistas plásticas Graciela Chalde y María Pía Vassolo abrieron “Viart”, un concepto novedoso, una vidriera para el arte. Funciona en Lavalle 31, el estudio de arquitectura de Chalde, y allí pueden verse -y adquirirse- cuadros, esculturas, lámparas y objetos creados por las mismas propietarias y otros autores.
El lugar no tiene las dimensiones que podrían esperarse de una galería pero está concebido como un espacio de arte. Blanco, iluminado adecuadamente y con las obras como grandes protagonistas, ofrece lo necesario para tomar contacto con trabajos que, además de interesantes, tienen como valor agregado que se pueden comprar y disfrutar de inmediato en casa. Arte cercano.
“La idea es la de la vidriera, porque no somos expertas en arte como para poder aconsejar tanto como un galerista. Por eso queremos mostrar cuadros y sobre todo objetos de arte, que es lo menos explorado aquí, además de ofrecer un espacio para exponer sin las formalidades de los museos y centros culturales”, asegura Graciela.
“Por otro lado, lo de vidriera busca vender, que es algo que en los museos no se puede hacer”, completa María Pía.
Las dos artistas solían coincidir en muestras y talleres, incluso han compartido maestros, y la idea de este espacio venía gestándose aunque por diferentes motivos se demoraba su concreción. El actual, que parece ser un momento en que los bienes culturales son relegados ante las urgencias del sustento diario, no sólo no las amilanó sino que las impulsó a apostar por el proyecto. “Sabemos que no es una época fácil, pero esto es algo lindo, que nos alegra. Además teníamos el lugar, entonces la llamé y le dije ‘me achico mi estudio y si te gusta la idea lo hacemos’. Estamos probando. Pía pinta en porcelana, así que aquí están sus objetos, que se puedan comprar como regalos de cumpleaños”, apunta Chalde.
“Hemos empezado por obras nuestras, que son la gran mayoría, pero además hemos traído esculturas. Tenemos trabajos de cerámica de José Cortés, que es tresarroyense; de Beatriz Zanatta, escultora, que trabaja con él, y del rosarino Eduardo Piccione. Y las lámparas que están colgadas son hechas por Graciela, así que tenemos arte y diseño”, describe Vassolo.
Así, además de acercar el arte a un público que quizá no frecuenta exposiciones y muestras, lo pone a disposición como un bien de consumo que no tiene por qué estar destinado sólo a los especialistas y conocedores. “Hoy hay muchos artistas emergentes que tienen mucho para vender y no saben dónde y cómo, así que vamos a ver si funciona. Partimos de un lugar gratuito para exponer, y pensamos también en la posibilidad de que lo expuesto se venda, que se deje de lado la idea de que el precio de un cuadro original, de un óleo, asusta o no es para cualquiera. En general, la gente paga por una lámina de un artista conocido mucho más que por un original de uno menos conocido, muchas veces por desconocimiento”, considera la arquitecta. “Muchos artistas emergentes son muy buenos pero no son conocidos, porque entrar en el mercado del arte no es fácil”, apunta Vassolo.
Entre datos que fueron obteniendo de los museos locales y de la Dirección de Cultura, armaron una base que les reveló que es muy importante la cantidad de artistas plásticos tresarroyenses que hoy están produciendo una obra digna de ser difundida. “Son muchísimos, hay algunos incluso que no conocemos, así que estamos mandándoles invitaciones para que puedan acercarse. Además estamos armando un reglamento que indica cómo deben estar presentadas las obras, y trabajaremos con una comisión curadora, como para que vea cada trabajo antes de admitirlo. Nuestra idea es que sean objetos de arte y no meramente decorativos, pero tampoco es sencillo encarar esta tarea nosotras solas, así que nos pareció importante que gente con conocimiento sobre el tema pueda ocuparse de decidir con qué obras podremos contar”, puntualiza Chalde.
En estos primeros pasos, ha resultado invalorable la colaboración con “Viart” del tresarroyense Roberto Martín, que colaboró incluso con el montaje de cuadros y objetos en el local, para lo que fue necesario desplazar el espacio de trabajo de la arquitecta hacia el fondo, y darle un lugar de privilegio a lo artístico. “A mí Roberto me ha ayudado muchísimo con mi propia obra, he hecho exposiciones con él y me ha llevado incluso a Europa, pero él hace todo, desde colgar hasta poner el precio. Porque es muy difícil vender lo que uno mismo produce, ponerle un precio -admite María Pía-. Entonces terminás teniendo un montón de cosas en tu casa, que te ocupan mucho lugar. Uno generalmente piensa en un precio y él te dice ‘¡no! ¿Cómo va a valer eso, que vos sos conocida?’, así que su ayuda es muy importante”. “Y fue un gran empuje el de nuestro maestro Bruno Defelippe, que nos insistió en que ya teníamos la vidriera, que había que arrancar”, asegura Graciela.

Espacio de formación
Al mismo tiempo, han pensado que “Viart” es un lugar ideal para compartir talleres con los artistas. “Hemos invitado a una artista que pinta en acuarela para exponer y además brindarnos un taller con su técnica, así que estamos analizando cuánta gente puede recibirlo aquí dentro. También queremos ofrecer esa posibilidad, la de seminarios, charlas, de todo un poco”, indica María Pía.
En tanto, y siguiendo la tendencia de contactarse con el público a través de las redes sociales, donde también pueden apreciarse las obras expuestas, “Viart” tiene un Facebook, Graciela Chalde Viart; @TresViart es el Twitter y @Viart.TresArroyos es el perfil de Instagram. “En mi caso, me estoy aggiornando a esto porque sabemos que las redes sociales son una buena forma de mostrar lo que hacemos. Lo digital ha revolucionado también el mundo del arte”, sostiene Graciela.
No obstante, el público le ha brindado una buena recepción a la propuesta acercándose al local, que sin duda es muy atractivo. “La gente pasa, mira y a veces, si los vemos, los invitamos a entrar. Vienen muchas personas durante el día; quizá no es la mejor época para dejar la puerta abierta, como para dar la idea de que se puede circular, pero ya lo haremos”, se anima Graciela. Pía remarca que “no solamente acá cuesta que la gente entre a una muestra de arte o a una galería, pasa incluso en Buenos Aires”. “Por eso se arman eventos como la Noche de los Museos, incluso nosotros deberíamos anotarnos para participar aquí en Tres Arroyos”, propone Chalde.
Para ambas, aprovechar la sinergia que produce la gran cantidad de artistas emergentes en la ciudad y la zona, y organizar eventos, talleres y charlas es fundamental para que “Viart” se gane un lugar como vidriera para el arte. “Esperamos una buena respuesta”, concluyen.

Otras notas del mes

“Viart” funciona en Lavalle 31, el estudio de arquitectura de Chalde, y allí pueden verse -y adquirirse-, cuadros, esculturas, lámparas y objetos

“La idea es la de la vidriera, porque no somos expertas en arte como para poder aconsejar tanto como un galerista”, aseguran las artistas plásticas

En “Viart” hay cuadros, esculturas y objetos de arte de Vassolo, Chalde, Cortés, Zanatta, Piccione y otros artistas

En Tres Arroyos hay una gran cantidad de artistas emergentes, y “Viart” les ofrece un espacio donde mostrar y vender sus obras

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes