notas edicion de papel

RADIOGRAFIA DEL POLIDEPORTIVO MUNICIPAL, LA OBRA CIVIL MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA RECIENTE TRESARROYENSE

Un templo para el deporte

Con 3500 metros cuadrados de superficie, y una capacidad que podría extenderse a más de 2600 personas sentadas, el Polideportivo Municipal que se inaugurará en 2019 es la obra civil más importante en décadas de historia tresarroyense. Contado en números y en detalles por sus proyectistas y directores, los arquitectos Mario Izurieta y Emiliano Monsalvo, este edificio podrá disponerse para partidos oficiales de básquet y vóley, y tendrá la cancha más grande en su tipo de la ciudad. Exclusivo de “El Periodista”

Mayo 2018
El edificio estará preparado para albergar encuentros de vóley y básquet en forma profesional, en una cancha principal de 30x40 metros, con gradas fijas

El edificio estará preparado para albergar encuentros de vóley y básquet en forma profesional, en una cancha principal de 30x40 metros, con gradas fijas

La idea es inaugurarlo para el 2019, quizá dentro de un año, exactamente. Pero su presencia ya impone respeto. El Polideportivo Municipal, que se construye al lado de la Plaza de la Memoria, contigua a la Terminal de Omnibus, es la obra civil más importante de las últimas décadas en Tres Arroyos. Tiene una superficie total de 3500 metros cuadrados, y se espera que pueda albergar, en una etapa posterior y con la incorporación de gradas telescópicas, a unas 2600 personas sentadas.
“La obra ya tiene un grado de avance importante, pero lo que la vuelve más notoria para la gente es la imponente estructura del techo; hasta que no se montaran esas vigas tan grandes, no se podía avanzar con otras tareas. La superficie total incluye la planta de entrepiso, debajo de las gradas, que es donde está toda la apoyatura técnica, sala de máquinas; después, del lado público está el buffet, los sanitarios, y debajo de las gradas también hay aulas, vestuarios para local y visitante, depósito de utilería, entre otros. El edificio está pensado para múltiples usos; no sólo está presente la idea original, que es que lo utilicen las escuelas para sus clases de educación física, sino que también se pueda realizar un espectáculo deportivo a nivel profesional”, describe Emiliano Monsalvo, arquitecto del equipo de Obras Públicas municipal, y a cargo del proyecto junto al titular de esa cartera, el arquitecto Mario Izurieta.
Cuando se comenzó a dar forma al proyecto, los profesionales se informaron acerca de las dimensiones reglamentarias de una cancha profesional de básquet y vóley. Y el edificio, en principio, estará preparado para albergar estas dos disciplinas en forma profesional, en una cancha principal de 30x40 metros, con gradas, que la convierte en la más grande de la ciudad, con 12 metros de altura (el vóley exige 11 metros). “Está pensado, a su vez, para que cuando lo usan los alumnos de las escuelas, esa cancha pueda dividirse en tres canchas simultáneas, lo que permite que varios cursos la puedan utilizar a la vez. Ya lo verán después los docentes en el aspecto pedagógico, pero el espacio puede ser dividido en tres canchas iguales”, apunta Izurieta.
Si bien se está concretando ahora, esta megaobra se empezó a idear en 2009, siempre teniendo en cuenta las necesidades de la matrícula escolar pero pensándolo como un espacio para darle un uso intensivo. “Quizá para un solo curso por vez es un lugar con mucho espacio, pero esa fue nuestra idea del principio, que puedan convivir varias propuestas de utilización al mismo tiempo, que sea dinámico”, señala Izurieta.
Las aulas vienen a complementar esta idea. “Hay dos grandes, y otras dos más pequeñas, y el hecho de que estén esas aulas hace que al mismo tiempo se pueda brindar una clase teórica a un grupo, mientras otros usan la cancha principal”, puntualiza Monsalvo. Destaca, además, que está diseñada una sala de conferencias, como para completar la oferta para la actividad profesional que se quiera llevar a cabo en el multiespacio.
El Polideportivo tendrá además vestuarios amplios, dotados de dos cuerpos de baños con cinco duchas y cuatro inodoros por cada uno, en el área destinada para el uso de los deportistas, aptos para que dos equipos completos de básquet o vóley puedan utilizarlos en calidad de local y visitante. Para el público también están previstos dos cuerpos de baños, más grandes todavía, con siete inodoros y 10 mingitorios en el de caballeros, y otro tanto de baños femeninos.

Una capacidad excepcional
El magnífico edificio podrá albergar, en el caso de una competencia deportiva, una capacidad de público notable y que está pensado incrementarse a través de un accesorio que se instalaría en una etapa posterior. Las gradas fijas de las que estará dotado cuando se inaugure albergarán a 1650 personas sentadas, pero se está analizando la posibilidad de equiparlo con gradas telescópicas. “Se trata de gradas que cuando están plegadas parecen un armario, pero cuando hay un espectáculo más importante, se las puede desplegar y dar lugar a unas 1000 personas más, es decir, un total de 2650. El edificio es apto, además, no sólo para lo deportivo, sino que se puede desarrollar otro tipo de espectáculos, como música, por ejemplo, y en ese caso la capacidad será aún mayor, porque se puede utilizar casi la totalidad de la cancha”, advierte Monsalvo. “A las gradas también se accede mediante rampas, y también en ese sector hay para sentarse, todo el frente es a nivel”, apunta Izurieta.
Para garantizar la seguridad de los asistentes, el Polideportivo tendrá varios accesos. Describe Emiliano Monsalvo que “habrá dos para el público, donde está el buffet, sobre calle La Rioja; y sobre la pista de atletismo, hay uno privado donde podría entrar una delegación, y a su vez planteamos otros dos accesos, que también sirven como salidas de emergencia, para que si se está haciendo actividad escolar en la pista, ambos espacios queden integrados y se puedan utilizar al mismo tiempo”.
En este sentido, el arquitecto Izurieta advierte que “cuando planteamos el edificio siempre lo hicimos con la premisa de no entorpecer la pista que ya se había hecho sino más bien fortalecerla”, conformando así en el lugar un Complejo Deportivo. Sobre la calle Uruguay, en tanto, que hoy se utiliza como acceso a la obra, estará la entrada de micros con delegaciones.
Habrá asimismo un sector de estacionamiento público, sobre La Rioja y Lamadrid, mientras que también se integrará al Polideportivo, mediante la Plaza Seca que conforma el acceso de la gente al gimnasio sobre calle La Rioja, la Plaza de la Memoria. “Lo conversamos con los organismos vinculados a ese espacio, porque fue necesaria la remoción de algunos árboles, pero nosotros restituiremos, una vez terminada la obra, un bosque con los 22 árboles en memoria de los desaparecidos, y mediante la conexión con la Plaza Seca, también resultará ampliado ese espacio”, puntualiza Izurieta. Mientras que para Monsalvo, esta integración favorecerá el uso y la visita de la gente de la Plaza de la Memoria, “tal como nos indica la experiencia con otros paseos públicos que se mejoraron y hoy la gente los aprovecha al máximo. Creemos que el Polideportivo contribuirá a que la gente haga suyo ese espacio”.

Desarrollo sin inconvenientes
La obra del Polideportivo lleva ya un año de desarrollo, y si bien las actividades se desaceleraron sobre fines del año pasado, por razones vinculadas a la disponibilidad del Fondo de Financiamiento Educativo -“que suele tener alguna merma, si bien el flujo es constante, en los últimos meses del ejercicio, y por eso la empresa aprovechó para darle vacaciones al personal en coincidencia con las Fiestas”, asegura el titular de Obras Públicas-, en realidad nunca se dejó de avanzar. El proyecto inicial se había anunciado para su ejecución en tres etapas, y en este sentido, Izurieta explica que “nos acaballamos en tres ciclos, que tienen que ver con el presupuesto anual y el flujo del Fondo de Financiamiento Educativo y es lo que fue pautando el ritmo de obra. Pero los trabajos avanzan siempre”.
El presupuesto total de obra fue fijado, en principio, en 54 millones de pesos, pero Monsalvo estima que habrá, por tratarse de un plazo de concreción extenso, redeterminaciones de precios que arrojarán una cifra final mayor. “Hoy se han certificado alrededor de un 40% de obra, ya pagado. La estructura metálica de la cubierta tiene una incidencia del 20% del presupuesto oficial, pero la particularidad que tiene es que al estar trabajando dentro de esa ‘cáscara’, que es lo más costoso, y llegará un momento en que el edificio quedará ya cerrado. Se tardó mucho tiempo en salir del piso, como les explicaba incluso a los concejales, porque hay más de cien bases de columnas de hormigón armado, vigas de encadenado, todo un trabajo que nos demandó más de la mitad del año pasado. La construcción tiene sus particularidades; cada viga de las que están colocadas tiene 50 metros y pesa 7000 kilos, en ese aspecto es la primera vez que se monta una estructura tan grande. Se trajeron cuatro camiones completos de esas vigas, y otros dos camiones con el hierro para el resto de la construcción”, apunta Emiliano.
“Es una de las obras civiles más importantes que se han hecho. Y con mano de obra local en lo que tiene que ver con la estructura de cubierta, que se encargó a la empresa Tiemersma, no sin un esfuerzo nuestro para que esa tarea quedara acá, fuera para una firma local. Todo se ha hecho en tiempo y forma, lo que resultó una muy buena experiencia para el subcontratista y para nosotros también”, coinciden los profesionales.
Para el cálculo de la estructura se contrató al ingeniero Enrique Gil, bahiense especialista en estos temas y profesor universitario, que cumplió un rol fundamental. “Nosotros como proyectistas nos ocupamos del diseño, de la volumetría general, pero el desmenuzado del diseño, los detalles constructivos, responden a un cálculo. Uno es preciosista, hay detalles que vale la pena tener en cuenta, porque las vigas no apoyan sino que cuelgan, en una suerte de gran Mecano”, argumenta Izurieta. La iluminación, cabe señalar, fue diseñada antes de su retiro por quien fuera jefe de Electrotecnia municipal, el ingeniero Hugo Rodríguez. Mientras que también se recurrió a asesoramiento externo para la infraestructura sanitaria y la climatización.
Las tareas constructivas propiamente dichas, en tanto, insumen la labor de unas 30 personas, pero a medida que se van incorporando otros gremios, para resolver cuestiones como la electricidad, pintura, sanitarios, habrá mucha más gente trabajando. Y en general, las empresas han decidido contratar mano de obra local.
Entre todos, y bajo la dirección de los arquitectos Monsalvo e Izurieta, están llevando a cabo un proyecto ambicioso que transformará un sector de la ciudad y permitirá el despliegue de numerosas actividades. Podría estar listo de acá a un año, y las expectativas van en consonancia con sus increíbles dimensiones.

EL "POLI" EN CIFRAS

7000 kilos
Pesa cada viga de las que sostienen el techo

3500 metros cuadrados
Es la superficie total

2650 personas
Podrá albergar cuando se instalen las gradas telescópicas

1650 personas sentadas
Podrán disfrutar de los partidos en la primera etapa

120 metros cuadrados
Mide la cancha principal, que puede subdividirse en 3

50 metros
Mide cada viga del techo

30 personas
Trabajan en la constructora, y resta sumar rubros como sanitarios y electricidad

40% de la obra
Ya está ejecutada y pagada

20% del presupuesto total
Se destinó a la cubierta

6 camiones
Trasladaron el hierro necesario

Emiliano Monsalvo y Mario Izurieta son los autores y dirigen la obra del Polideportivo Municipal, uno de los proyectos más importantes de las últimas décadas

Para garantizar la seguridad de los asistentes, el Polideportivo tendrá varios accesos y dos salidas de emergencia

Las gradas fijas de las que estará dotado el Polideportivo cuando se inaugure albergarán a 1650 personas sentadas, pero se está analizando la posibilidad de equiparlo con gradas telescópicas

El Polideportivo tendrá además vestuarios amplios, dotados de dos cuerpos de baños con cinco duchas y cuatro inodoros por cada uno

Una Plaza Seca servirá de ingreso para el público y conectará el Polideportivo con la Plaza de la Memoria

La obra del Polideportivo es una de las más importantes de las últimas décadas en Tres Arroyos

La cancha principal del Polideportivo será la más grande en su tipo a disposición de los deportistas en la ciudad

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes