notas edicion de papel

FERNANDO BASSINI Y CONRADO SANTILLÁN CREARON UNA EDITORIAL ALTERNATIVA EN TRES ARROYOS

Un mundo de fantasía

Libros de terror, cómics y otras piezas literarias que no responden a los cánones de la literatura tradicional, se editan en Tres Arroyos a través de la editorial “La Términa”. El suceso obtenido sorprende incluso a sus impulsores, Fernando Bassini y Conrado Santillán. “El Periodista” y una aproximación a un mundo de fantasía

Septiembre 2017
Fernando Bassini y Conrado Santillán, dos entusiastas amantes de la lectura, el diseño, los denominados “juegos de rol”, los cómics y el manga, crearon su propia editorial

Fernando Bassini y Conrado Santillán, dos entusiastas amantes de la lectura, el diseño, los denominados “juegos de rol”, los cómics y el manga, crearon su propia editorial

La Términa Ediciones es un proyecto editorial de características singulares en Tres Arroyos. No hay referencias de que exista otro similar en la actualidad. Sus mentores son Fernando Bassini y Conrado Santillán, dos entusiastas amantes de la lectura, el diseño, los denominados “juegos de rol”, los cómics y las historietas de origen japonés estilo “manga”.
Ambos pensaron que era necesario reunirse en un emprendimiento como ése, que edite material de pequeños autores que no cuentan con un gran motor publicitario a sus espaldas. En su lugar, rodeados de las publicaciones en las que trabajan, “El Periodista” los reunió para que expliquen esta idea.

¿Cómo surgió este proyecto de “La Términa Ediciones”? ¿De qué manera lo iniciaron?
Conrado: Fue muy sencillo, directamente nos preguntamos mutuamente: “¿ponemos una editorial?”. Y así arrancamos (risas).
Fernando: Comenzamos editando unas revistas tipo “manga”, que como todos saben es originario de Japón. Estas publicaciones tienen un grupo de fans en nuestro país, y lo replican al estilo argentino, copiando el formato de dibujos de los japoneses. La idea fue tratar de darles una mano a todos esos pequeños artistas que elaboran cosas muy buenas, pero que no cuentan con respaldo para publicar lo que producen; las grandes editoriales no les dan cabida si no aportan dinero. Nosotros en “La Términa” nos hacemos cargo del trabajo editorial, el autor solo se preocupa por el contenido de la publicación. Se firma un contrato, y allí estipulamos que él se llevará un porcentaje de las ventas de su producto.

¿Trabajan con autores de nuestro país o del exterior?
Conrado: De ambas partes. Lo raro fue que en un principio no se interesaron en nuestro proyecto autores argentinos, sino mayoritariamente extranjeros, básicamente españoles. Luego, con el tiempo, empezaron a aparecer los nacionales.

¿Y se abrieron hacia otras ramas de la literatura, exceptuando el “manga”?
Fernando: La apertura hacia otro tipo de publicaciones surgió a través del contacto con una pequeña editorial española, llamada Dilatando Mentes, que nos interesó en cuestiones relacionadas con la literatura de terror. Enviaron tres manuscritos, para saber si existía la chance de publicarlos, imprimirlos en Argentina. Antes de eso, hicimos nuevas ediciones de revistas “manga” y comenzamos a sacar al mercado tres versiones de los denominados “juegos de rol” (N. de la R.: se trata de un juego interpretativo-narrativo en el que los participantes asumen el «rol» de personajes imaginarios a lo largo de una historia o trama en la que interpretan sus diálogos y describen sus acciones. No hay un guión a seguir, ya que el desarrollo de la historia queda por completo sujeto a las decisiones de los jugadores o bien al azar). Uno de ellos es una creación netamente nuestra, el segundo de origen argentino que existe en circulación.

¿De qué manera trataron de hacer circular el material que publican?
Fernando: El primer nexo que buscamos fue a través de las vías digitales, tenemos una página de Facebook en donde ofrecemos nuestros libros y revistas, detalles de precios, costos de envío, formas de pago, etcétera. Por otra parte, también nos manejamos con las distribuidoras, a las que enviamos las publicaciones, y ellos se encargan de entregarlas en las distintas comiquerías de Buenos Aires, que es uno de los puntos fuertes de expansión. El paso siguiente será también tratar de ganar un poco de terreno en el medio tresarroyense, interesando sobre nuestras ediciones a las librerías locales (sobre todos los libros de texto, no tanto las revistas “manga” o cómics). Por supuesto, todas ellas están disponibles en nuestro lugar de trabajo, Avenida Almafuerte 496.

¿Cómo se reparten el trabajo de edición?
Conrado: Entre los dos nos encargamos de llevar a cabo la tarea específica de la edición, y tenemos un grupo de cuatro personas que se ocupan de leer el material que nos mandan, para saber si es factible su publicación. Al principio ese trabajo también lo hacíamos nosotros, pero ante la gran cantidad de libros que llegaron con intenciones de ser publicados, nos vimos en la obligación de derivarlo.

¿Con qué soporte tecnológico cuentan?
Fernando: Trabajamos con impresión digital, y por lo general nos manejamos con un número de 300 copias y un máximo de 1000. Esa es la tirada de ejemplares que solemos realizar. Tenemos una máquina específica para hacer todo el trabajo del interior de la publicación, mientras que la parte de la tapa y encuadernación a máquina habitualmente lo derivamos a una imprenta de Buenos Aires. Quisiéramos hacerlo con gente de Tres Arroyos, pero la diferencia de costos por ahora es muy grande.

¿Cuánto tiempo les demanda una edición?
Fernando: Desde que llega el manuscrito hasta que terminamos su primera lectura, se tarda unos quince días. Allí le enviamos un modelo de contrato al autor, y si se arreglan las condiciones, en veinte días más el libro está listo.

¿Ha habido interés de algún autor local para publicar?
Conrado: Se acercaron dos propuestas, pero las vimos un poco frágiles en cuanto a su consistencia. A muchos les gusta escribir, pero si se encara el proyecto de trabajar en la creación, por ejemplo, de una novela de terror, hay que cumplir con determinados plazos de entrega que se conversan con el editor, en este caso nosotros. Allí es donde a veces aparecen los inconvenientes, porque a esa altura ya se publicitó que un determinado material va a salir a la calle, y eso se tiene que respetar.

Mencionemos los nombres de algunas de las publicaciones o autores que han confiado en el trabajo de “La Términa”…
Fernando: En materia de autores, podemos mencionar a los de revistas “manga” y cómics, y entre ellos figuran: Fátima Fuentes, Hernán Schamber, Ailén Pereyra, Rigil Kent, Isho Juárez, Martín Van Houtte, Matías R. Canale, Rebecca Hareth, Karasu tengo proyectos (grupo ilustrador) y Balmaceda. En cuanto a los autores de libros, podemos mencionar a Moi Gascón, Roberto Alhambra, Tony Jiménez, David Pardo, Marcos González, Juan Carlos Cervera y la Editorial Dilatando Mentes, con quien ya trabajamos en conjunto tres obras literarias. También podemos citar a Karol Scandiu y Liss Evermore. Respecto a los libros de juegos de rol, el listado se completa con Campeones de Verne, La puerta de Ishtar, Anunnaki: El retorno, Diez lados y El lobo blanco.

¿Tienen conocimiento de algún proyecto editorial similar en Tres Arroyos?
Fernando: Hasta donde conocemos, no. Muchos no te alientan a seguir por este camino, a veces te dan una palmadita, te dicen irónicamente: “Qué bueno, bienvenido al sufrimiento”. El proyecto editorial por ahora no da ganancias importantes, pero tampoco tenemos que aportar dinero para desarrollarlo. Ya publicamos 32 libros, y a esta altura lo realizado sirvió para solventar los gastos iniciales. Si el emprendimiento crece y prospera, se verá. Todo depende del ritmo de venta de las publicaciones, de la masividad y el grado de difusión que “La Términa” vaya logrando a distintos niveles. Como el proyecto es muy reciente, apenas data de seis meses, recién ahora estamos empezando a recibir invitaciones para participar de eventos o encuentros relacionados con la literatura.

Otras notas del mes

“Trabajamos con impresión digital, y por lo general nos manejamos con un número de 300 copias y un máximo de 1000”, indicaron los editores

“Tenemos una máquina específica para hacer todo el trabajo del interior de la publicación, mientras que la parte de la tapa y encuadernación a máquina lo derivamos a una imprenta de Buenos Aires”, explicaron Bassini y Santillán

“Ya publicamos 32 libros, y a esta altura lo realizado sirvió para solventar los gastos iniciales”, explicaron los creadores de “La Términa”

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

Francisco Carrozzi en "Abrazo de gol"

Hola gente de “El Periodista”. Me llamo Gonzalo Rossi, y soy periodista del programa radial platense “Abrazo de Gol”, el […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Una fotografía de 1928 donde aparecen mi padre y tíos"

Buenos días! Acabo de ver una fotografía donde aparece mi padre y tíos, del año 1928:  handball en Costa Sud. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes