notas edicion de papel

LA INCREIBLE HISTORIA DE GERMAN GARCIA, DE CLAROMECO AL FUTBOL DE GIBRALTAR

Un estrecho destino

Apasionado por el fútbol, volvía de probarse en el club marplatense Aldosivi cuando con su familia socorrieron a un hombre en la ruta, padre de un representante de jugadores. Poco más tarde, por su intermedio llegó al Lynx de Gibraltar. Por mérito propio se convirtió en segundo capitán y atraviesa un excelente presente en el club. Pero su historia tiene además ribetes de hazaña, porque un virus lo privó de la audición y así y todo se supera en la cancha y vive una vida llena de vínculos de amistad y ganas de crecer y conocer. Desde Europa, Germán García y una charla imperdible con “El Periodista”

Octubre 2017
García: “Gibraltar es una colonia británica, muy lindo lugar y demasiado tranquila la ciudad, muy turística por el famoso Peñón”

García: “Gibraltar es una colonia británica, muy lindo lugar y demasiado tranquila la ciudad, muy turística por el famoso Peñón”

Ya lo habrás contado otras veces, pero ¿cómo fue que se dio la posibilidad de jugar en Gibraltar?
Yo fui a probarme a Aldosivi y al finalizar una práctica, ayudamos a un hombre que tenía un desperfecto mecánico en su camioneta y en ese sitio no había nadie…Nosotros con mi familia le ofrecimos llevarlo hasta la ciudad para que solucione su problema, y durante el viaje nos pusimos a charlar con él. Le conté que había venido a la prueba y, de la nada, me dice ¿vos crees en Dios? Le contesté que sí, y él me dijo “por algo pasan las cosas, Dios te puso en mi camino y yo te voy ayudar”. Me comentó que su hijo es representante de jugadores y que me quería ver jugar primero, que quería observarme jugando, porque me iba a ser sincero, y si yo no servía ni para perro no me podía llevar a ningún lado. Entonces me estuvo viendo en verano probándome con un equipo, y me dijo que a mitad de año me iba a conseguir una prueba en Europa. No lo podía creer, nunca imaginé algo así. Y llamó a mitad de año diciéndome que me llevaba a Europa. Me probé durante unos días en el club y me ofrecieron quedarme ya para arrancar el campeonato.

¿Dónde habías jugado hasta ese momento y qué significa para vos el fútbol? Ahora está claro que es tu profesión, pero... ¿Siempre fue así o tenías alguna otra vocación?
Estuve jugando en Alumni de Orense, el último tiempo en la Liga de Tres Arroyos. Casi toda la vida jugué en Recreativo Claromecó, hice las Inferiores hasta Segunda división y un año, de chico, estuve en Cascallares. El fútbol para mí significa mucho, es algo inexplicable. Para todos los que lo amamos es el deporte más lindo del mundo; lo disfruto todos los días desde que soy niño, hasta hoy. Antes de empezar a jugar al fútbol profesional en Claromecó, trabajaba con mi padre en el negocio, lo ayudaba en todo. Y el tiempo que podía aprovechaba a entrenar y por la noche estaba yendo a la escuela.

¿Cuánto hace que estás en Gibraltar y qué lugares fuiste ocupando en el equipo hasta la actualidad? ¿Cómo llegaste a capitán?
Este ya es mi segundo año en Gibraltar. Arranqué jugando en la reserva; he jugado de volante por izquierda y lateral por izquierda también. Me pusieron de segundo capitán cuando estaba en la reserva, lo que me puso muy contento teniendo en cuenta el poco tiempo que llevaba en el club. Daba siempre las charlas antes de entrar a los partidos, y de un día para el otro me llama el entrenador y me dice “vas a ser el segundo capitán acá”.

¿De dónde provienen tus compañeros de equipo? ¿Cómo es tu relación con ellos? ¿Hiciste amigos?
Tengo compañeros de Inglaterra, Francia, España, Finlandia, Suiza, de todos lados estamos mezclados (risas). Mi relación con los compañeros es muy buena, nunca he tenido problemas con nadie, y sí, hice bastantes amigos aquí.

Describinos cómo es Gibraltar, y cómo fue tu adaptación a un lugar tan diferente.
Gibraltar es una colonia británica, muy lindo lugar y demasiado tranquila la ciudad, muy turística por el famoso Peñón. Me costó adaptarme, yo me crié en el pueblo, pero con el tiempo fui adaptándome al lugar y a conocer más. La verdad es que es un lugar muy diferente, es otra vida aquí…

¿Cómo te manejás con cuestiones cotidianas como idioma, comidas?
Bastante bien. Por el idioma dentro del club no hay mucho problema, porque hablan en inglés y lo traducen al español. El tema es con algunos compañero que solo hablan inglés…No nos entendemos pero sabemos usar el traductor del teléfono. De a poco estoy aprendiendo inglés; ahora estoy con lo básico, pero si fuera Inglaterra que solo hablan inglés, te comes un bajón seguro. Con las comidas no tengo problema; como lo que haya en la mesa. Estoy comiendo bien, pero siempre sano, para alimentar el cuerpo como corresponde.

Contanos cómo es un día normal tuyo allí. ¿Cuánto tiempo le dedicás a los entrenamientos? ¿Qué hacés fuera del club o en tu tiempo libre? ¿Vivís en el club o en otro lugar?
Cuando hay que entrenar cumplo con todos los horarios y cosas que tenga que hacer del club. Entreno entre 3 y 4 horas diarias. En mi tiempo libre hago una vida normal, aprovecho a descansar, cuando se puede salir a pasear lo hago y ahora, como es verano, también aprovecho para ir a la playa con amigos. Vivo en un departamento.

¿Has podido viajar a otros lugares desde Gibraltar? ¿Dónde?
Sí, fui a Marrueco y a muchos otros lugares de España. Este año quiero conocer más.

¿Cómo es la Liga en la que juega el Lynx? ¿Qué perspectivas de ascenso o cambio tiene el equipo? ¿Hay algún aporte tuyo que sea destacado por los dirigentes que influya en el presente del equipo?
En la liga de Gibraltar, nadie es local ni visitante: todos juegan en el mismo estadio, ¡el único que hay! Es de césped sintético y tiene una proyección increíble, La liga tiene un nivel muy bueno; los equipos son comprados por inversores y cada año crecen más. La mayoría de los jugadores son extranjeros. Fue reconocida como Federación por UEFA en 2013 y por FIFA en 2016. El campeón va a Pre Champions y dos más a la Europa League. Por mi parte, creo que todos en el equipo aportamos algo siempre y los dirigentes lo único que me dicen es que trate de mantener el nivel alto que tengo, que acá no quieren que juegue un partido bien y otro regular, que busque mejorar día a día.

¿Cómo imaginás tu futuro, en el club o fuera de él? ¿Existen posibilidades de pases?
Ahora solo pienso en arrancar de la mejor manera el campeonato y tratar de estar entre los dos mejores de la liga. Sería lindo, en el futuro, poder llegar con el equipo a las grandes competencias, como entrar al Pre Champions. Y con respecto al tema de los pases, nunca se sabe, de un día para el otro pueden cambiar las cosas, pero por ahora pienso en el presente. Uno nunca sabe dónde está su destino, trato de ir viviendo despacito.

¿Cómo te vinculás hoy con Argentina, con tu familia, con Claromecó? ¿Qué es lo que más extrañás? ¿Qué costumbres argentinas repetís allá? ¿Tenés otros argentinos cerca?
Con mi familia estoy todos los días en contacto, me comunico mucho por Whatsapp. Se extraña Claromecó, extraño estar con mi familia, mis amigos, y la tranquilidad del pueblo. También salir a trotar por la orilla del mar con el perro que me acompañaba a todos lados.
Acá lo que no me falta es el mate. ¡Hasta un chico de Estados Unidos toma mates con nosotros! (risas). Y sí, hay bastantes argentinos en la liga, conozco unos cuantos acá. También el departamento lo comparto con otro chico argentino, que ya está también en el segundo año dentro del club junto conmigo.

Sabemos que te manejás con gran soltura con tus inconvenientes de audición. ¿Hay algo en especial en torno a este tema que hayas tenido que hacer para jugar al fútbol? ¿Cómo recibieron esta cuestión en el Lynx?
Es un problema que he tenido de muy chico; me agarró un virus y me ‘comió’ la mayor parte de los nervios auditivos de los dos oídos. Claro que es una baja tanto para lo futbolístico como en la vida, y como todo me cuesta mucho más que a una persona que está bien de audición. Pero me he acostumbrado, gracias a Dios estoy bien, y no es gran cosa lo que tengo; hay cosas peores en la vida. Trato de prestar atención siempre en la cancha tanto como afuera, y la verdad es que me ha costado más con las cosas de la escuela que con el fútbol. En el club saben de mi problema pero me apoyan siempre; el entrenador me explica bien las cosas, y si no entiendo, puedo preguntar sin ningún inconveniente.

Me parece un excelente ejemplo de superación tu realidad, pero me gustaría terminar la nota con un pensamiento tuyo, con un lindo mensaje, para quienes pueda servirles esto.
De chico me la pasaba entrenando, hacía las cosas bien, me cuidaba para los partidos, y había hasta ex compañeros que me decían que nunca iba a llegar a nada con el fútbol, que nunca iba a salir de la liga de Tres Arroyos. Me fui a probar a varios equipos y no se me daba. Tuve la mala suerte de quebrarme la clavícula un día antes de ir a jugar a San Lorenzo de Almagro. Pero aun habiéndome lesionado varias veces, seguí entrenando y peleándola, como siempre, hasta que el día menos pensado, gracias a Dios, se me dio. Tantas horas de entrenamiento, tanto sacrificio, que al final todo lo que hice y le dediqué al fútbol valió la pena. Para mí es un logro muy grande haber llegado hasta acá.
Hoy le quiero decir a todos los chicos que la pelean desde abajo y sienten el amor por el fútbol que se entrenen, que se cuiden y no se desvíen del fútbol; que luchen por sus sueños, porque al final el sacrificio siempre paga.

Otras notas del mes

“Con mi familia estoy todos los días en contacto, me comunico mucho por Whatsapp. Se extraña Claromecó, extraño estar con mi familia, mis amigos, y la tranquilidad del pueblo”, confió Germán

“Hoy le quiero decir a todos los chicos que la pelean desde abajo y sienten el amor por el fútbol que se entrenen, que se cuiden y no se desvíen del fútbol; que luchen por sus sueños”, dijo García

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

Francisco Carrozzi en "Abrazo de gol"

Hola gente de “El Periodista”. Me llamo Gonzalo Rossi, y soy periodista del programa radial platense “Abrazo de Gol”, el […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Una fotografía de 1928 donde aparecen mi padre y tíos"

Buenos días! Acabo de ver una fotografía donde aparece mi padre y tíos, del año 1928:  handball en Costa Sud. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes