notas edicion de papel

INFORME ESPECIAL - CRESTA, EL DESAFIO DE UNA NUEVA CONDUCCION Y LA PERSPECTIVA HISTORICA

Tema de estudio

Superada la coyuntura que rodeó la dimisión de su director, el Centro Regional de Estudios Superiores de Tres Arroyos continúa su labor, abriendo la inscripción para la oferta académica 2018 y entregando títulos a tresarroyenses y vecinos de la región. Tanto su coordinadora actual, Gabriela Hoffman, como el contador Gustavo Oosterbaan –ex conductor, quien sigue trabajando como docente-, coinciden en que hay que hacer crecer al CRESTA hasta lograr la Universidad propia. Exclusivo de “El Periodista”

Diciembre 2017
 “CRESTA llegó para no irse jamás”, sostuvo el intendente Carlos Sánchez en la última colación de grados de la casa de estudios

“CRESTA llegó para no irse jamás”, sostuvo el intendente Carlos Sánchez en la última colación de grados de la casa de estudios

“CRESTA llegó para no irse jamás”, sostuvo el intendente Carlos Sánchez en la última colación de grados de la casa de estudios, concretada poco después de la renuncia de su ex director, Gustavo Oosterbaan. Y en esa frase pareció resumir lo que puede esperarse en torno a la continuidad de un proyecto que es uno de los pilares de la gestión municipal. Como parte de una iniciativa estratégica que incluye, desde su creación, la posibilidad de una universidad propia para el distrito, y la instalación de un campus que articule la formación media, la superior y el agregado de valor por medio de la producción, el Centro Regional de Estudios Superiores de Tres Arroyos fue pensado, como advirtió el propio jefe comunal, como una propuesta superadora de las instancias personales o coyunturales. Por eso quizá al cimbronazo inicial que provocó la dimisión de su ex coordinador, lo siguió un período de calma en la institución de la calle Chacabuco, donde ya se abrió la inscripción para el período académico 2018.
En una posibilidad inédita para analizar el presente y avizorar el futuro, “El Periodista” entrevistó, para la realización de este informe especial, a la actual directora interina, Gabriela Hoffmann, y al propio Gustavo Oosterbaan.

Unos 500 graduados
Desde su creación, CRESTA ha ido consolidando una oferta académica que permite a los estudiantes de la ciudad y la zona acceder a carreras que, de no mediar esta estructura, sólo podrían estudiar en otras ciudades, como el caso de Contador Público Nacional, Psicología, Arquitectura o Diseño Industrial. Pero además, desde sus inicios, incluye propuestas que apuntan al desarrollo local y regional, como las carreras de la Universidad Provincial del Sudoeste, y es sede de importantes actividades de posgrado como el de Violencia Intrafamiliar, que promovido por la UNMDLP, tiene una matrícula que supera largamente el centenar de profesionales. No son menos interesantes sus actividades de extensión, y el programa de adultos mayores PEMTA, uno de sus proyectos más entusiastas y de mayor impacto comunitario. Por las aulas del Centro Regional de Estudios Superiores han pasado miles de tresarroyenses, de todas las edades, y alumnos llegados de distritos vecinos y otros más distantes. Hay alrededor de 500 graduados que recibieron sus títulos en CRESTA.

Lo coyuntural
A la salida de Oosterbaan, el Ejecutivo municipal respondió rápidamente con la designación al frente del Centro de la licenciada Gabriela Hoffmann, psicóloga egresada del mismo claustro. Hoffmann trabajó además en CRESTA, y luego se hizo cargo del proyecto municipal de Centros de Primera Infancia, hasta que fue convocada, según se indicó interinamente, para esta nueva responsabilidad. Hasta el cierre de esta edición, no había precisiones en el ámbito oficial respecto de la continuidad de la nombrada, o bien de la designación de otro coordinador para el espacio académico. Cabe acotar, en este sentido, que la coordinadora tuvo que presentar, como todos los funcionarios del Ejecutivo municipal, su renuncia tras las elecciones del 22 de octubre, para que el intendente Sánchez resuelva si hará o no cambios en su gabinete, previstos para después del 10 de diciembre.
Hoffmann atravesó sin sobresaltos sus primeros días al frente de la unidad académica e incluso tuvo su primera colación de grados, en la que se entregaron los títulos a los egresados de las diplomaturas de Desarrollo Local y Comercio Exterior, y de la tecnicatura universitaria en Emprendimientos Turísticos.
Hoy ya están abiertas las inscripciones para la mayoría de las carreras que se cursarán en 2018 (ver recuadro o www.cresta.edu.ar) y está disponible en Internet, en la completa página del Centro, la información acerca de la oferta académica.

Oferta académica 2018 en CRESTA

UNIVERSIDAD PROVINCIAL DEL SUDOESTE (UPSO)
- Tecnicatura Universitaria en Gestión Ambiental
- Licenciatura en Gerenciamiento de PyMEs

UNICEN
- Diplomatura Universitaria en Educación para la Conservación del Territorio

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA
Facultad de Ciencias Económicas
- Licenciatura en Economía
- Licenciatura en Administración
- Contador Público

UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES
- Programa UBA XXI
(Economía, Ciencia Política, Antropología, Sociología, Química, Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado, Introducción al Pensamiento Científico).

Orientación Vocacional
Por otra parte, prosigue la labor del Equipo de Orientación Vocacional y Ocupacional de CRESTA. Se cumplieron ya varios de los 7 encuentros previstos con alumnos de 5º y 6º año de Tres Arroyos y la zona. La actividad es gratuita.

Información: www.cresta.edu.ar

GABRIELA HOFFMANN ES LA DIRECTORA INTERINA

“Quiero que los alumnos puedan cumplir su sueño como yo”

Ya finalizado el período de cursada y en plena apertura de las inscripciones para la oferta de carreras del 2018, Hoffmann recibió a “El Periodista” en su despacho de Maipú 270.
“Empecé a trabajar a fines de 2007, y ese mismo año comencé la carrera de Psicología, así que mi entrada a CRESTA se produjo desde dos lugares, como alumna y en primera instancia como pasante, para luego ser confirmada. Hacía un trabajo de tipo administrativo con las Facultades. Comencé con UBA XXI, luego hice atención al público, y continué en el trato con otras Universidades. Teníamos una lógica de trabajo por la que si bien cada uno desarrollaba un área específica, todos compartíamos todas las tareas. El trabajo era en equipo y todos estábamos empapados en todos los temas. Después me vinculé con la Facultad de Psicología, naturalmente porque además era alumna y desde ese rol conocía las necesidades de alumnos y profesores. Y más tarde comencé a trabajar con la Facultad de Arquitectura, dependiente de la misma Universidad de Mar del Plata, y también con actividades de extensión, entre otras”, describió la profesional sus primeros pasos en CRESTA.
Esa forma de trabajo en equipo que caracterizó al Centro de Estudios desde su creación, aseguró la actual coordinadora, se mantiene en la actualidad. “Es una lógica que adquirió el CRESTA durante todos estos años, y un rumbo que nos marcó Gustavo (Oosterbaan), el de compartir las actividades y llevar a cabo un trabajo en conjunto para que sea más nutrido, y eso hoy se sigue manteniendo. El equipo comparte todo, se responsabiliza mutuamente y eso es muy bueno, pero por supuesto siguen existiendo personas a cargo de cuestiones específicas, como la relación con las Universidades, las actividades de Extensión, el área de Sistemas o el mantenimiento del edificio”, sostuvo Gabriela.

Una mirada propia
Si bien no se conoce aún qué decisión tomará el Ejecutivo municipal respecto de la dirección de CRESTA, y sin precisiones acerca de la duración del interinato para el que fue designada, Hoffmann tiene clara la mirada que quiere imprimir sobre su gestión. Y está vinculada con un área que conoce y que también se relaciona con su profesión: Bienestar Estudiantil. “No tengo definido un período, pero en lo que más me interesa trabajar para esta gestión es el bienestar de los alumnos, el acompañamiento que necesitan para que no haya deserción. Es verdad que es menor el porcentaje de abandono de la carrera en este tipo de centros locales y regionales, pero de todas maneras, mi formación como psicóloga me lleva naturalmente a acompañar estos procesos, porque conozco los miedos a los que se enfrentan los estudiantes en los primeros años, cuando tienen que rendir un final, o enfrentar la vida universitaria que es un mundo nuevo tanto para quienes recién terminan el secundario como para quienes vuelven a estudiar después de mucho tiempo. Por supuesto también es importante orientar en cuanto al sistema de becas, y mantener una premisa que CRESTA tuvo siempre, que es intentar estar muy cerca del alumno para que pueda llegar a recibirse”, consideró la psicóloga.
En estas cuestiones, y también en la posibilidad de continuar y ampliar la oferta académica actual, está puesta la mirada de la nueva coordinadora. “Siempre teniendo en cuenta las necesidades de Tres Arroyos y hacia dónde se orienta su crecimiento y la demanda de recursos humanos. Hoy, por ejemplo, estamos implementando un seminario que tiene que ver con logística, con potenciar la capacidad del personal del Parque Industrial; tenemos pensado incluso traer una carrera relacionada con esa área, pero por el momento todo está en tratativas con distintas unidades académicas. La idea es acompañar a la ciudad en su desarrollo y ver qué necesidades plantea la comunidad. De hecho, está comenzando en 2018 la Tecnicatura en Conservación del Territorio, en coincidencia con varios debates que se dan en torno a la necesidad de no dañar el medio ambiente, y justamente, cada proyecto que se implementa, analizar sus implicancias que tiene para que no tenga un impacto. Todo lo que se va trayendo a CRESTA está orientado a eso, a satisfacer una necesidad”, puntualizó

Vínculos con el mundo del trabajo
En este aspecto, destacó también la inserción que el Centro ha tenido en la comunidad desde sus inicios. “Aquí se generan los recursos que después se utilizan en diferentes áreas. Hoy, los alumnos de la carrera de Contador Público, en su mayoría, están realizando pasantías o trabajando, y en la mayoría de los casos, los pasantes son efectivizados en sus puestos. Además tenemos una bolsa de trabajo, las empresas nos piden pasantes y la gran mayoría también son confirmados como trabajadores, y atendemos la demanda de los estudiantes que nos plantean la necesidad de trabajar. Tenemos una muy buena relación con la comunidad, siempre estamos respondiendo a sus requerimientos”, sostuvo Hoffmann.
Finalmente, la coordinadora aseguró tener “un amor muy grande por esta casa, donde primero pasé muchas horas como estudiante y como administrativa, y hoy me toca esta tarea. Y comparto el anhelo que tenemos todos, que esto crezca para poder darle a Tres Arroyos una Universidad el día de mañana. En lo personal estaré el tiempo que tenga que estar, pero sin duda pondré lo mejor de mí para que esto siga funcionando bien. Hay muchas cosas nuevas que estoy conociendo, pero entiendo que lo más importante es mantener encendida la llama de hacer el trabajo que se hace con pasión y con amor, porque ahí va a poner todo. Yo siento un cariño enorme por CRESTA, y cuando veo a los alumnos me veo a mí, veo que pude recibirme, que pude cumplir mi sueño, y en definitiva lo que quiero es que ellos también puedan”.

GUSTAVO OOSTERBAAN Y SU VISION SOBRE LA CONTINUIDAD DEL CENTRO

“La salida es hacia adelante, hacia el crecimiento”

Gustavo Oosterbaan renunció a la dirección de CRESTA pero sigue trabajando en la casa de estudios que lo tuvo como director desde el primer día, en este caso en el rol docente. Continúa, además, formándose, ya que está cursando una especialización en Docencia Universitaria en La Plata. El contador dejó plasmada en la web del Centro una gran variedad de información respecto del proyecto institucional, el plan preliminar que presentó antes de hacerse cargo de la coordinación de CRESTA (en 2005), inversiones, acuerdos con Universidades y muchos otros aspectos de interés que vale la pena consultar. Pero además, con su habitual predisposición, aceptó mantener con “El Periodista” una charla superadora de los aspectos que llevaron a su renuncia, en la que volcó interesantes reflexiones acerca de lo que esperaba y espera de este proyecto: que siga su camino hasta que se convierta en una Universidad.
“CRESTA es claramente un proceso de construcción social, no un evento generado por tal o cual nombre. Y es, sobre todo, la construcción de un equipo, con un comportamiento institucional determinado, con una serie de valores compartidos, que fue describiendo una serie de pasos y gestiones para lograr el reconocimiento como Centro Regional de Estudios Superiores y posteriormente ante la CONEAU, entre otras instancias. Además, desde el momento cero fuimos cumpliendo con lo que nos habíamos planteado en la dimensión ética, en el fortalecimiento, en aspectos claves de la institucionalidad que llevé, en mi caso, hasta las últimas consecuencias, hasta que quedé fuera del proyecto por defender esos postulados”, describió el profesional.
“Aquellos aspectos que se ven en el plan preliminar, y que entonces parecían utopías, se fueron cumpliendo, y me dieron a mí la posibilidad de estar 13 años al frente de un proyecto que hoy también tiene su oportunidad de fortalecerse”, consideró, no obstante, el ahora ex director de CRESTA. Y abundó en que “hay que ver qué pide la sociedad ahora, cuáles son los alcances del interinato actual, cuáles serán las instancias superadoras de lo que se está haciendo, cuáles son las carreras, aquellas en las que estábamos trabajando y que han quedado las gestiones en manos de un equipo que, más allá de los 500 graduados, es el gran logro, el gran valor de CRESTA. Porque la fortaleza más importante a nivel institucional es el equipo. Se requiere una visión estratégica, claro, y también una formación que permita, y que esto se entienda bien, estar a la altura de lo que se va a promover en términos de exigencia en el buen sentido, no elitista. Porque el universo de graduados de CRESTA está conformado en la mayoría de los casos por una primera generación de universitarios, y en este sentido, lo más importante no es decir lo que el otro tiene que hacer, sino promover que pueda hacerlo, que pueda seguir formándose como uno lo ha hecho. Yo intenté mantener en ese aspecto una cierta autoridad moral, porque también es difícil hacerlo en tensión con un ámbito con otras características como la Municipalidad. Lo digo y lo siento como algo muy loco, hoy…Creamos una institución, CRESTA tiene el dominio .edu.ar”, apuntó.

La salida es hacia adelante
Para Oosterbaan, será fundamental que la comunidad se apropie institucionalmente del proyecto y participe activamente. “Lo intentamos en estos 13 años, y logramos vínculos, y apertura, y compromiso, incluso en los temas más controvertidos, siempre con la mirada puesta en el desarrollo, en que sea útil, en que CRESTA no se sirva de la sociedad sino que sea la sociedad la que pueda servirse de él. Esos aspectos, ese paradigma de desarrollo, es lo que estoy esperando que se manifieste, que continúe, pero no para interpelar a nadie sino para que avance hacia las instancias superiores”, sostuvo.
“Yo creo que la salida es hacia adelante, hacia el crecimiento, hay que poder potenciar lo que se hizo. Hoy no me desentendí del proyecto, sigo dando clases de Auditoría, tomé exámenes, y por ser docente regular de la UNLP, por un concurso anterior a mi regreso a la ciudad, también pude iniciar la especialización en Docencia Universitaria, que justamente inicié para poder seguir trabajando en Tres Arroyos, para seguir apostando. El intendente Sánchez dijo algo muy interesante: las personas pasan y las instituciones quedan, y eso lo comparto plenamente. 13 años en la vida institucional de CRESTA son una etapa inicial, fundacional, más allá de los avances que implica haber logrado convenios con 8 Universidades, 500 graduados, los arquitectos que vendrán en pocos años, los diseñadores industriales que se van a recibir pronto…Este es un fenómeno extraordinario, y yo confío en que esto se fortalezca, y que esa pluralidad que Tres Arroyos había encontrado en CRESTA, esa actitud activa, esa crítica incluso a la gestión municipal, esas tensiones, espero que se sigan preservando, garantizando un ámbito que genere la posibilidad de expresarse pero también la de dar las explicaciones necesarias. Yo creo que en un futuro esto puede seguir fortaleciéndose hasta lograr una institución universitaria, porque entiendo que hay personas en un lugar de mayor responsabilidad que la que tuve en ese momento, que van a seguir apoyándolo. Es verdad que depende de otros factores, como la necesidad de una ley nacional, y es cierto que quizá esta gestión política nacional no se orienta hacia la creación de nuevas universidades, pero esto siempre dependerá de un Congreso que tiene una participación, en el caso provincial, muy importante de tresarroyenses. Soy optimista, sobre todo porque una conducción nueva para el CRESTA le imprimirá una pasión, un ímpetu, que quizá permita que se cumplan muchos objetivos que yo no logré. Soy muy optimista”, ratificó Oosterbaan.

Otras notas del mes

“Cuando veo a los alumnos me veo a mí, veo que pude recibirme, que pude cumplir mi sueño, y en definitiva lo que quiero es que ellos también puedan”, sostuvo la coordinadora Gabriela Hoffmann

“Soy optimista, sobre todo porque una conducción nueva para el CRESTA le imprimirá una pasión, un ímpetu, que quizá permita que se cumplan muchos objetivos que yo no logré”, dijo Oosterbaan

Gabriela Hoffman, directora interina, durante el mano a mano con “El Periodista”

El ex director, Gustavo Oosterbaan, dialogó a solas con este periódico

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

¡Bienvenido Sebastián!

Impecable… iluminado paseo con el tiempo. Casi palpable. Recuerdo el ingenioso neón del Caballito Blanco, lugar de esparcimiento para adultos, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes