notas edicion de papel

CON ESTA EDICION, “EL PERIODISTA DE TRES ARROYOS” CELEBRA SUS 20 AÑOS DE VIDA

Palabras que construyen

Fundado el 4 de setiembre de 1998, “El Periodista de Tres Arroyos” cumple este mes 20 años de vida. Dos décadas de creatividad y honestidad periodística a partir de una agenda propia, de una mirada propositiva, tendiente al desarrollo de la ciudad y el bienestar de su gente. Gracias a los lectores y anunciantes, que con su consecuencia convirtieron a este periódico en el medio gráfico alternativo más importante de la historia de la prensa local. ¡Felicidades!

Septiembre 2018

"El Periodista de Tres Arroyos", veinte años escribiendo la historia de los tresarroyenses

“Los periódicos constituyen el foro necesario para regenerar naciones que tienden a la fragmentación…La prensa ofrece el espacio en el que los miembros de una sociedad debaten lo que es y lo que pretende ser”, dice Daniel Dessein, presidente de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), en lo que constituye un buen punto de partida para reflexionar acerca de 20 años de tránsito de “El Periodista” desde su concepción hasta este número, que llega a manos de sus lectores como un acontecimiento digno de ser celebrado.
El contexto general que rodea a la labor periodística ha sido en estas dos décadas bastante complejo, y básicamente ha tenido que ver con dos fenómenos: por un lado, la debilitación de las instituciones y sus dificultades para dar respuestas a las demandas públicas, que sobre todo en los años 90 terminaron trasladándose a los medios -muchos de los cuales aprovecharon esta coyuntura aunque no fuera su rol- y por el otro, la irrupción de dos esquemas de periodismo igualmente reprochables aunque persigan (no siempre) objetivos diferentes: el propagandístico y dependiente del poder político, y el sujeto invariablemente a las reglas del mercado. Se preguntará el lector: ¿Es esta lectura trasladable a la historia, el presente y futuro de un periódico de alcance regional, concebido para mantener una permanente cercanía con quienes lo reciben, casi como en un ida y vuelta que se reproduce incluso en su versión digital? Y la respuesta es que efectivamente lo es, porque los desafíos para la prensa no presuponen un condicionante en el universo cuantitativo de lectores a los que se dirige, sino en el tipo de contrato que pretende establecer con ellos: ofrecer información confiable, análisis honesto, posibilidades de conocimiento de las distintas voces en debate de los temas, para un puñado de miles o para varios millones, garantizará que el medio cumpla con su rol y ofrezca, como dice Dessin, el espacio para que la sociedad se piense y se discuta a sí misma. Y como resultado de esto, además, evolucione.
Es en este punto que quizá sea interesante sobrescribir estos 20 años de historia de “El Periodista” en el relato mismo de la historia local. Tres Arroyos ha evidenciado, en dos décadas, cambios muy profundos y de absoluta relevancia para su trama social y su inscripción geográfica. La ciudad se ha transformado en una urbe moderna y dinámica, con servicios de calidad en lo público y un evidente despliegue en el aspecto privado que busca convertirla además en un espacio urbano que exponga adelantos en materia arquitectónica, comercial, empresarial e industrial que no pueden compararse con otras de población similar. Han crecido las localidades, se renuevan paradigmas turísticos en su apreciada costa, hay innumerables iniciativas que apuntan a retener y reinsertar a las nuevas generaciones, que fueron en otros tiempos propensas a la partida sin retorno por falta de posibilidades. Sin embargo, sólo una lectura propositiva, una intención de mediar y facilitar la circulación de distintos criterios sobre el desarrollo local y sus implicancias como la que ha desplegado “El Periodista” en estas páginas, puede hoy pensarse como una verdadera contribución a ese desarrollo. Simplemente desde el rol del medio, que debe –por respeto a aquel contrato que, mencionamos, suscribe con sus audiencias en cualquier soporte- eludir las mezquindades que imponen algunas coyunturas y aportar información que favorezca la construcción de consensos.
¿Puede requerir una sociedad como la nuestra, entonces, que la prensa apueste a regenerarla antes que a fogonear su fragmentación? Definitivamente sí, y aquí traeremos nuevamente aquella frase atribuida a Leon Tolstoi que incluía el editorial que compartimos con nuestros lectores en ocasión de los 15 años de “El Periodista”: “pinta tu aldea y pintarás el mundo”. No puede sustraerse Tres Arroyos a la creciente profundización de diferencias sociales, políticas, ideológicas; enfrentamientos que muchos medios de comunicación han convertido en su norte periodístico y su negocio, desentendiéndose de las funestas consecuencias de semejante atomización. Sin embargo, el ejercicio responsable de la comunicación puede ser una buena vía de reconstrucción de los vínculos que nos hermanan como comunidad. Y con una agenda creativa, que prioriza las buenas ideas, la innovación, el talento, las ganas de crecer, “El Periodista” se ha anotado en ese camino y, afortunadamente, quienes lo esperan mes a mes en distintos rincones del mundo nos lo hacen saber.

Instinto de supervivencia
Por otra parte hay algo de interesante en sostener en el tiempo una publicación como “El Periodista”, un medio gráfico que fue afianzándose en paralelo a la “revolución” digital. Y tiene que ver precisamente con plantearse, desde el punto de vista editorial, el desafío de compartir con los lectores información con valor agregado. Atreverse a buscar, a indagar, a proponer una agenda periodística diferente.
Un simpático pero a la vez profundamente reflexivo artículo de Rolf Dobelli en el diario británico “The Guardian”, titulado “News is bad for you-and giving up reading it will make you happier” (“Las noticias son malas para usted, y dejar de leer lo hará más feliz”) revela lo que sucede con el tipo de información (y los modos de contarla) que surca hoy los soportes de mayor consumo por parte de las sociedades “tecnificadas”, llámense tablets, teléfonos inteligentes, computadoras, televisión. “Llevan al miedo y la agresión, y obstaculizan tu creatividad y tu capacidad de pensar profundamente”, advierte Dobelli. Y asegura, con absoluta razón, que quizá solo una de las 10.000 noticias que hemos leído durante el último año nos haya resultado útil para tomar alguna decisión en aspectos importantes de nuestra vida, familia, trabajo o profesión.
Se trata de los efectos de los soportes y de los contenidos como algo indivisible. No sólo de lo que se cuenta, como dijimos, sino de los modos en que se lo cuenta y también del uso que los lectores/audiencias hacen de la información que un medio proporciona. “Un ejemplar (impreso) pasa por varios lectores. La lectura promedio en papel tiene una media de 15 minutos contra dos de una edición digital; y una lectura concentrada contra un consumo cruzado y superficial propio de internet”, advierte por su parte Iris Chyi, profesora e investigadora de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Texas, en Austin, en sus reflexiones en torno a la vigencia del papel. Dice Iris que lo digital es “fast food”, mientras que la prensa escrita puede asimilarse a lo gourmet.
A modo de cierre de estas palabras que hemos elegido para celebrar 20 años de una relación de confianza mutua con nuestros lectores, volvemos a Dobelli y su interesante mirada sobre las noticias y los medios de hoy. “La repetición diaria de noticias sobre cosas sobre las que no podemos actuar nos vuelve pasivos. Nos aplasta hasta adoptar una visión del mundo que es pesimista, insensible, sarcástica y fatalista”, sostiene Dobelli, y eso es, precisamente, a lo que “El Periodista” ha intentado escapar apuntando a una impronta que promueva la acción, la difusión de nuevas ideas, el relato de historias que vale la pena conocer. Y es que dice el autor citado que “la sociedad necesita periodismo, pero de una manera diferente. El periodismo de investigación siempre es relevante. Necesitamos informes que controlen nuestras instituciones y descubran la verdad. Pero los hallazgos importantes no tienen que llegar en forma de noticias. Los artículos extensos y los libros en profundidad también son buenos”, propone Dobelli.
Desde este mismo lugar, aunque se imponga salvar las distancias, “El Periodista” cree haber comenzado a transitar ese camino hace 20 años. Invitamos a nuestros amigos, a los que nos leen cada mes, y nos guardan cerca de la vista por años, a seguir acompañándonos.

Invitamos a nuestros amigos, a los que nos leen cada mes, y nos guardan cerca de la vista por años, a seguir acompañándonos

Facsímil de la tapa del primer ejemplar de “El Periodista de Tres Arroyos”, aparecido en setiembre de 1998

Nuestros libros. A fines de 1998 se publicó “Nair Mostafá, verdad y justicia”, el primer libro de investigación periodística de la historia local. En 2001 apareció la primera edición –hubo luego una segunda, aumentada y corregida-, del libro “22, los tresaroyenses desaparecidos”, una obra de referencia nacional

A fines de 2010, “El Periodista de Tres Arroyos” concretó el hito de viajar a las Islas Malvinas. Con el resultado periodístico de esa visita se enseña el conflicto bélico en muchas escuelas bonaerenses

El Museo Mulazzi le dedicó a "El Periodista de Tres Arroyos" un espacio en su muestra histórica permanente, reconociendo su trayectoria y aporte al periodismo

Una larga lista de reconocimientos recibió “El Periodista” en estos veinte años. Entre ellos, la máxima distinción de la prensa escrita argentina, el Premio ADEPA

El director de este periódico, licenciado Andrés Vergnano, recibió el Premio ADEPA en la categoría “historia y cultura”, por su trabajo sobre las Islas Malvinas. En la foto junto al entonces presidente de ADEPA y director del diario “La Voz del Interior” de Córdoba, Carlos Jornet

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes