notas edicion de papel

DESDE GRECIA, EL FUTBOLISTA TRESARROYENSE Y AHORA ENTRENADOR JUAN MARCOS FORCHETTI

Juego clásico

Una prueba lo depositó nada menos que en Casa Amarilla, el semillero de Boca Juniors, cuando apenas tenía 13 años, y debutó con la azul y oro en el año 2005. Se había formado en Huracán, y desde el campo eterno de Claudio Molina hasta su presente como entrenador en las lejanas tierras del Partenón, el camino futbolístico de Juan Marcos Forchetti describe una historia que vale la pena conocer. En exclusiva, desde Grecia, con “El Periodista”

Por Pablo Tano

Marzo 2014

Juan Marcos Forchetti se formó en Huracán de Tres Arroyos y a los 13 años, luego de una prueba, comenzó a edificar su sueño en Boca Juniors

Inmensidad. Zona rural. Estación ferroviaria Claudio Molina. Campo. Bello y extenso granero. Silos. Atardeceres largos y hectáreas propicias para elegir un buen lugar para patear al arco. Así, hasta los 7 años transcurrieron sus días. La escuelita, otro pretexto para despuntar el vicio de la pelota y hasta que el guardapolvo quedara negro. Pero el placer y el goce de disfrutar pateando una pelota hasta que sonara el timbre para ingresar al aula, lo recordará como parte de una infancia llena de paz y libertad. El protagonista de esta nueva historia que rescata “El Periodista” es Juan Marcos Forchetti, quien se formó en Huracán de Tres Arroyos y a los 13 años, luego de una prueba, comenzó a edificar su sueño en Boca Juniors (2003). También jugó en Estados Unidos y Grecia, donde culminó su carrera como futbolista para dedicarse a la función de entrenador personal a los 32 años. El ex defensor hace de nexo entre el cuerpo técnico y el cuerpo médico.

¿Qué recuerdos tenés de tus inicios en Huracán de Tres Arroyos?
Los mejores. Fue mi segunda casa desde el primer día que me anoté en la escuelita de fútbol del club. Hace poco estuve en Tres Arroyos y lo primero que hice fue ir a recorrer el club. Me puso un poco triste ver las instalaciones en el estado presente. Si un error cometí en mi corta carrera futbolística fue el haber negado el ofrecimiento que se me hizo para volver a jugar cuando el club estaba en Segunda División. Es algo que me quedó grabado. Igualmente, creo que tarde o temprano tendré la oportunidad de devolver todo lo que se me dio.

¿A quién tuviste de entrenador?
Mi primer y único entrenador fue Marcelo Méndez. Tuve la oportunidad de entrenar un par de veces con la Primera División, la cual en ese entonces la dirigía (Alejandro) Barberón.

¿Fuiste a una prueba a Buenos Aires o te vieron en algún amistoso?
Fui a una prueba a Buenos Aires. Ahora si me vieron en algún amistoso no lo sé.

Casa amarilla

El exitoso descubridor de talentos Jorge Bernardo Griffa, quien lo seleccionó, lo definió como “un tiempista excepcional". Fue el primer juvenil al que el profe Oscar Tabárez hizo debutar en el verano del 2005, en Mar del Plata, ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

¿Recordás la cifra que pagó Boca para seducirte y llevarte a Casa Amarilla? ¿Qué edad tenías?
Boca no pagó ninguna cifra para seducirme. El solo hecho de que te pretenda una de las instituciones más grandes del mundo ya es por sí sola una motivación. Se firmaron convenios entre las partes, nunca tampoco tuve el conocimiento real de lo que fue pactado. Tenía 13 años.

Sueño cumplido

¿Vivías en la pensión cuando llegaste o tenías casa?
Se me dio lugar en la pensión. Primeramente fue en el Parque Sarmiento y luego en Casa Amarilla.

¿Cómo era convivir en la pensión con tantos chicos de distintas provincias?
Siempre tenemos esa charla con mi madre. Fue el hecho que cambió mi vida para siempre en todo sentido. Te desprendés de muchísimas cosas y aprendés a rebuscártelas solo; madurás más rápido porque la situación lo requiere y construís tu carácter. Vivíamos en piezas de a 4 chicos con las comodidades básicas para poder, no sólo rendir en el deporte, sino en la formación educativa, parte importantísima en el atleta o deportista.

¿Qué te dejó como aprendizaje un club tan prestigioso?
Después de mi familia e infancia, fue la base para lo que soy ahora.

Trotamundos

¿Qué me podés contar de tu experiencia en la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos?
En esos años no era tan común irse a jugar allá. El campeonato recién estaba creciendo. Fueron 10 meses de muchas cosas nuevas, situaciones que afrontar, gente nueva con la que relacionarse. Conocer culturas nuevas es algo que siempre me sedujo. En lo que respecta al fútbol, formé parte de un grupo interesante: Clin Mathis, Ricardo Clark, Bradley hijo, Tim Howard, Amado Guevara, y como DT, Bob Bradley, con el cual podríamos haber hecho cosas importantes a nivel local pero no se le dio tiempo al grupo. Terminé mi préstamo y volví a Boca.

¿Tuviste de compañero a algún argentino?
A José Galván y Silvio Dulcich; jugábamos juntos desde que llegué a Boca.

¿Qué fue lo que más te sorprendió de Nueva York?
El cosmopolitismo con todo lo que eso conlleva.

Buzo de entrenador

¿Qué función cumplís actualmente como entrenador personal?
Soy entrenador personal con especialidad en fútbol de alto rendimiento, abarcando entrenamiento en campo cerrado y abierto (físico, mental y visual). Hago de nexo entre el cuerpo médico y el cuerpo técnico. Por ejemplo: adaptación al grupo de alguna incorporación, entrenamiento re adaptativo después de una lesión antes de volver con el grupo, etcétera.

¿Cuáles fueron los técnicos que más te marcaron?
Es difícil decir quiénes porque siempre, cualquiera sea el entrenador, algo te deja. El tema es saber recibir el mensaje, estar atento y predispuesto a aprender.

¿Qué es lo que más te gusta trabajar con el jugador: la parte táctica o humana?
Todo en conjunto. No podemos negar la realidad que el jugador de fútbol es una persona común y corriente, más allá de que se lo vea metafóricamente como un semi dios o ídolo; entonces trabajar funcionalmente sería lo correcto. Es decir, estimular todas las capacidades del ser humano.

¿Qué importancia le das al aspecto psicológico del futbolista?
Los griegos de la antigüedad tenían el siguiente proverbio: mente sana- cuerpo sano.

Experiencia antigua

¿Cómo recaés en Grecia?
Estaba en Santamarina de Tandil y un ex-compañero llegó a un club de Atenas, de Segunda División (PAE Egaleo 2009). Después de 6 meses nos ponemos en contacto y el club buscaba refuerzos; vine a ver cómo era todo y en una semana decidí trasladarme para Grecia.

Para el que está afuera y lee los diarios y mira la TV, Grecia está recién ahora saliendo de una profunda crisis económica y social, ¿cómo lo viviste vos desde adentro, en la cotidianeidad?
La televisión muestra lo que quiere y cuando quiere, manejada por intereses ajenos a los de cada sociedad. La crisis hace mucho que es, mundialmente, espiritual y no económica.

¿Te costó la adaptación a otra cultura e idioma?
Como dije, siempre estoy predispuesto a conocer gente y lugares nuevos. En esta oportunidad poder estar y hablar el idioma de semejante civilización es algo muy fuerte.

¿Cómo podés describir la ciudad donde vivís con la historia que tiene?
Es un lugar especial a mi manera de ver las cosas. El padre de la medicina moderna nació aquí mismo y otras grandes personalidades de la Grecia antigua.

El baúl de los recuerdos

¿Pensás en algún momento de tu vida regresar a Tres Arroyos?
Nunca sabés que te depara la vida. Trato de vivir a full cada momento, cualquiera sea el lugar donde esté. Obviamente que a ‘Tresa’ volveré…

¿En qué barrios vivías?
Vivía en el campo, en Claudio Molina.

¿Compañeros que recuerdes de tu paso por Huracán?
La verdad es que si me pongo a recordarlos podría nombrarlos uno por uno y con cada uno hasta podría describir un instante fuera o dentro de la cancha.

“Huracán fue mi segunda casa desde el primer día que me anoté en la escuelita de fútbol del club. Hace poco estuve en Tres Arroyos y lo primero que hice fue ir a recorrer la institución”, aseguró Forchetti

"Boca no pagó ninguna cifra para seducirme. El solo hecho de que te pretenda una de las instituciones más grandes del mundo ya es por sí sola una motivación", admitió Juan Marcos Forchetti

Forchetti jugó en Estados Unidos y Grecia (foto), donde culminó su carrera como futbolista para dedicarse a la función de entrenador personal a los 32 años

"En esta oportunidad poder estar y hablar el idioma de semejante civilización es algo muy fuerte", aseguró el futbolista, hoy radicado en Grecia. En la foto, supervisando un entrenamiento en Atenas

La camiseta de los Metro Stars, de Estados Unidos, con el nombre de Forchetti

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes