especiales - nota

"EL PERIODISTA" CUMPLE 15 AÑOS DESDE SU PRIMER ENCUENTRO CON LOS LECTORES

Bodas de papel

“El Periodista” cumple quince años y lo celebra con todos los tresarroyenses. Desde setiembre de 1998, en que apareció el primer ejemplar, el periódico ha tenido un crecimiento sostenido, hasta constituirse en el medio gráfico alternativo más importante de la historia de la prensa local. Desde estas páginas compartimos el orgullo por el aniversario con nuestros lectores y anunciantes, sin cuyo apoyo y consecuencia esta realidad no sería posible. A todos, ¡muchas gracias!

Septiembre 2013

Tapa Aniversario 15 años - Ilustración: Lazcano

“Un periodista no es un novelista, aunque debería tener el mismo talento y la misma gracia para contar de los novelistas mejores. Un buen reportaje tampoco es una rama de la literatura, aunque debería tener la misma intensidad de lenguaje y la misma capacidad de seducción de los grandes textos literarios. Y, para ir más lejos aún y ser más claro de lo que creo haber sido, un buen periódico no debería estar lleno de grandes reportajes bien escritos, porque eso condenaría a sus lectores a la saturación y al empalagamiento”, decía el gran hombre de prensa argentino Tomás Eloy Martínez, en una conferencia que brindara en México en 1997.

Con menos pretensiones, pero con la misma pasión por contar historias con mirada local que no estuvieran exentas de otras trascendencias –aquello de ‘pinta tu aldea y pintarás el mundo’, de Tolstoi-, “El Periodista” salió al encuentro de sus lectores, por primera vez, el 4 de septiembre de 1998. Pasaron 15 años, y el medio gráfico alternativo más importante en la historia del periodismo tresarroyense -que ha merecido un lugar, por su aporte a la prensa local, en el Museo Mulazzi-, mantiene viva esa impronta que le dio origen con una dimensión que no se aleja de la agenda diaria, sino que la enriquece a partir de otras miradas, datos, investigación y compromiso con sus lectores. “Volver a narrar la realidad con el asombro de quien la observa y la interroga por primera vez: esa ha sido siempre la actitud de los mejores periodistas y esa será, también, el arma con que los lectores del siglo XXI seguirán aferrados a sus periódicos de siempre”, señaló Tomás Eloy Martínez en aquella conferencia mexicana.

Y de eso se trata el trabajo diario de quienes hacemos “El Periodista”, labor que se ve reflejada en cada encuentro mensual con quienes lo reciben en casa, lo van a buscar ansiosamente al kiosco de confianza; abren, para encontrarlo, un lejano buzón de alguna ciudad europea o lo piden, por suscripción o a través de familiares, en distintos rincones del país.

Y es ese vínculo el que ha permitido, con la dinámica propia que adquieren las historias que van volviéndose más ricas e interesantes en tanto se comparten, que en estos 15 años “El Periodista” siga creciendo no sólo en contenidos, sino también en sólidas relaciones con lectores, vecinos, anunciantes y otros medios de comunicación locales, provinciales y nacionales para los que suele ser fuente de consulta.

La crónica profunda

Desde su fundación, “El Periodista” ha acompañado el acontecer y el desarrollo de un distrito en permanente cambio y crecimiento como Tres Arroyos. Y lo ha hecho, y lo hace, reflejando con sus crónicas la compleja evolución de su sociedad, de su acontecer económico, político, cultural y deportivo. Sin eludir temas, en sus páginas los lectores encuentran, con legítima vocación por la verdad, el reflejo de aquellos temas que los preocupan -la inseguridad, los vaivenes de la economía, el cambiante derrotero del fútbol de Huracán-, y también sobradas muestras de que en cada tresarroyense que emprende, trabaja, estudia, investiga o se entrena, hay un compromiso por construir una mejor historia en común.

Y porque no esquiva ni siquiera aquellas profundas heridas que la sociedad ha sufrido en estos quince años, un hito fundamental del primer año de vida de este periódico, alumbrado a poco de su aparición en la escena mediática local, fue la publicación del primer libro de investigación periodística de la historia local, “Nair Mostafá, verdad y justicia”. Coescrito por Andrés Vergnano -director de “El Periodista”-, y el abogado Guillermo Torremare, el volumen apareció en 1998 y tuvo una amplia repercusión que trascendió las fronteras del periodismo tresarroyense. Reflejó en sus páginas, con rigor y precisión, el crimen de la niña, que horrorizó y conmovió a todo un país, y los acontecimientos que lo rodearon y marcaron, sin lugar a dudas, un antes y un después en la crónica policial lugareña.

En la misma línea, y para saldar una deuda pendiente con uno de los tramos más oscuros de la historia argentina que tuvo su impacto en Tres Arroyos, Vergnano y Torremare encararon una profunda y compleja investigación que parió un libro tan doloroso como necesario: “22, los tresarroyenses desaparecidos”. Este trabajo mereció un amplio reconocimiento por su calidad, pero además fue premiado con el Galena a la “mejor investigación periodística de la Provincia de Buenos Aires”, además de ser declarado de interés municipal, legislativo provincial y parlamentario nacional. Una edición corregida y aumentada de este volumen apareció en 2005, con el sustancial aporte de nuevos datos sobre las víctimas tresarroyenses de la dictadura cívico militar, y nuevamente fue recibido con elogios por un amplio espectro de lectores, instituciones vinculadas a los derechos humanos, establecimientos educativos, bibliotecas, entre otros.

Más cerca en el tiempo, fue el propio Andrés Vergnano quien emprendió una aventura periodística pero, sobre todo, humana, que fue digna del premio más importante de la prensa gráfica argentina, y también del reconocimiento de todos los que tienen a la Gesta de Malvinas como una bandera levantada para siempre en el corazón. En 2010, el periodista acompañó a las islas Malvinas a los ex combatientes Mario Ielmini, José Luis Gómez, Marcelo Capriata, Mauricio García y Héctor Cellerino, y por su cobertura de aquel viaje inolvidable ganó el premio ADEPA al Periodismo 2011 en la categoría Cultura e Historia, en lo que constituyó sin duda un hito fundamental en la historia de este periódico.

Historias cotidianas

Pero además, para volver sobre aquella pasión por contar historias con la que se inicia el camino de este periódico, las páginas con las que mes a mes ha ido enriqueciendo su propuesta se han ocupado de reflejar curiosidades, mitos urbanos, perfiles de personajes lugareños destacados por distintas razones; al tiempo que dio lugar a las más diversas expresiones de la historia, la cultura, el deporte, la educación, las costumbres, los emprendimientos novedosos, el quehacer cotidiano de la ciudad y sus localidades. Los hechos políticos, lo coyuntural, han sido abordados siempre con el rigor necesario y sin escatimar información seria y veraz.

Aunque en tiempo de relax y entretenimiento, “El Periodista” tampoco ha dejado de brindar una siempre atractiva cobertura de los acontecimientos más destacados de la agenda local, brindando también una amplia gama de información indispensable para vivir las vacaciones de verano en la costa tresarroyense y, por qué no, para conocer alguna propuesta turística ideada por un convecino en otro rincón del país o del exterior.

Y en este sentido, ya se ha instalado como una típica costumbre entre los lectores el hecho de enterarse y compartir con familiares, amigos y vecinos, el contenido de los habituales reportajes que, desde el exterior, “El Periodista” realiza a tresarroyenses que viven en diferentes sitios del mundo desarrollando profesiones, hobbies y pasiones a veces tradicionales, y otras, sencillamente fuera de lo común, lo que les otorga un protagonismo único.

Son ejemplares de consulta obligada para conocer apenas una parte de la enorme cantidad de artículos que en estos 15 años han poblado las sucesivas ediciones en papel, los especiales editados para los 5 y 10 años de vida de esta publicación, que vieron la luz en septiembre de 2003 y en el mismo mes del 2008. El primero de ellos incluye, entre otras, las notas “El viejo y el mar”, sobre el mítico Christian Madsen; “El otro Gesell”, sobre el fundador de Dunamar; “Hombres de negro”, y el reflejo de la particular labor de los funebreros; la leyenda del mítico caballo “El Zorro”; el homenaje a Pedro Leopoldo Carrera, quíntuple campeón mundial de billar; el pasado tresarroyense del genial tanguero Mariano Mores y “Extraños en la noche”, la crónica del presunto desembarco del jefe de la Gestapo a bordo de un submarino, en 1945, en la costa de Orense; sólo por mencionar algunos ejemplos.

En ocasión de cumplirse una década desde la aparición de esta publicación, fue menester volver a compartir con la gente crónicas acerca de la historia del Parque Miedan; la prodigiosa colección Mazzorotolo de fotos de Eva Perón; la gloriosa década deportiva de Huracán que culminó con su ascenso a Primera; el homenaje al paisajista Luis Meister; el recuerdo de comercios emblemáticos como el Hotel Plaza y Casa Mulazzi; las vacaciones de Haroldo Conti en Claromecó y hasta las huellas del mismísimo Carlos Gardel en Tres Arroyos.

La era digital

Vale recordar también, en este aniversario, que a tono con los tiempos, “El Periodista” emprendió el desafío de introducirse en el fascinante mundo de la comunicación digital, y lo hizo con singulares matices. En el año 2003 dispuso online su página web www.elperiodista3a.com.ar, con un resumen diario de noticias, el acceso a los artículos más destacados de la edición impresa de cada mes, entretenimientos, información útil para el lector y la presencia invalorable de sus anunciantes.

En septiembre de 2008, el sitio web renovó por completo su diseño, convirtiéndose en el primer y único portal local en incluir, además de las claves informativas de cada jornada, videos con opiniones sobre la actualidad local, accesos a links de interés general como la cámara instalada en Claromecó, galerías de fotos, especiales multimedia y múltiples atractivos para un lector cada vez más exigente que respondió con miles de visitas únicas diarias desde los lugares más recónditos del mundo.

Pero una interesante cuestión que es oportuno destacar es que, antes de la aparición de las redes sociales como Facebook, “El Periodista” digital funcionó -y lo sigue haciendo-, como una verdadera plataforma de encuentros entre tresarroyenses residentes en distintos lugares, que acudieron mediante sus mensajes vía mail a este sitio web en busca de ex compañeros de colegio, amigos, familiares, datos históricos, y así protagonizaron reencuentros y retomaron contactos para los cuales este periódico fue un orgulloso artífice.

Juntos

“…es preciso ponernos a narrar juntos. Lo que va a quedar de nosotros son nuestras historias, nuestros relatos”, cerraba Tomás Eloy Martínez su disertación ante la Sociedad Interamericana de Prensa. Por eso, estos quince años de vida de “El Periodista” son la mejor ocasión para renovar aquel compromiso que este equipo de colaboradores y los lectores sellaron, diario en mano, aquel septiembre de 1998. El compromiso de convertir un puñado de hojas de papel prensa en una primera versión de nuestra historia como tresarroyenses, construida de manera compartida, como tiene que ser. Juntos.

CRONOLOGÍA HISTÓRICA DE “EL PERIODISTA”

Grandes hitos

1998.- En setiembre aparece el primer ejemplar de “El Periodista”.
1998.- Se publica el primer libro de investigación periodística de la historia local, “Nair Mostafá, verdad y justicia”.
2001.- Publicación de la primera edición del libro “22, los tresarroyenses desaparecidos”.
2003.- “El Periodista” cumple cinco años y edita un ejemplar coleccionable con las mejores notas
2005.- Aparece la segunda edición, aumentada y corregida, del libro “22, los tresarroyenses desaparecidos”
2008.- “El Periodista” cumple diez años y edita un ejemplar coleccionable con las mejores notas
2010.- Dedican a “El Periodista” un espacio en la muestra histórica permanente del Museo Mulazzi, reconociendo su aporte y trayectoria al periodismo tresarroyense
2010.- “El Periodista” cumple un hito y viaja a las Islas Malvinas
2011.- Por las crónicas desde Malvinas, Andrés Vergnano recibe el premio ADEPA al Periodismo, en la categoría “cultura e historia”, el más importante galardón de la prensa escrita argentina.

Además, en estos quince años, El Periodista editó una Guía de Turismo de Claromecó, Reta y Orense. Y publicó varios posters color, con los logros de Huracán, ascendiendo al Argentino “A”, Nacional “B” y Primera división de Fútbol.

El primer ejemplar de "El Periodista" (facsímil) apareció el 4 de setiembre de 1998

A fines de 1998 se publicó "Nair Mostafá, verdad y justicia", el primer libro de investigación periodística de la historia local

En 2001 apareció la primera edición del libro "22, los tresarroyenses desaparecidos", una obra de referencia nacional

"El Periodista" publicó, en sus cinco años, un ejemplar coleccionable con las mejores notas. Fue en setiembre de 2003

En 2005 ganó la calle la segunda edición, aumentada y corregida, del libro "22, los tresarroyenses desaparecidos"

En 2008, en ocasión de su décimo aniversario, "El Periodista" editó un nuevo ejemplar coleccionable con las mejores notas

En 2010, el Museo Mulazzi le dedicó a "El Periodista" un espacio en su muestra histórica permanente, reconociendo su trayectoria y aporte al periodismo

A fines de 2010, "El Periodista" cumplió un hito y viajó a las Islas Malvinas

En estos quince años, entre otros emprendimientos editoriales, "El Periodista" editó una Guía de Turismo de Claromecó, Reta y Orense (facsímil). Y publicó varios posters color, con los logros futbolísticos de Huracán

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

Homenaje a Arnaldo A. Arámbulo

Nuevamente han logrado emocionarme de manera profunda. Recuerdo muy cercanamente a cada uno de los integrantes de aquél emblemático Nacional. Todos habilidosos […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Hacer notar la excelencia"

Hemos quedado (mi marido y yo) realmente admirados de la capacidad de quien le hiciera la entrevista a nuestra hija […]

Deje su mensaje Ver Mensajes