notas edicion de papel

SE INICIARON LAS TAREAS PARA RECUPERAR LA VIEJA ESTRUCTURA EN CLAROMECO

A mover el esqueleto

Un inversor de Buenos Aires, reconocido por el desarrollo de grandes proyectos inmobiliarios, compró el edificio conocido como el “esqueleto” de Claromecó. Tras las tareas de apuntalamiento y probable demolición de los pisos superiores, planea llevar a cabo allí la construcción de departamentos. Y así se pondrá fin a un paisaje poco agradable, al que la gente se acostumbró pero necesitaba ser resuelto, y si es de manera positiva, mucho mejor. Los detalles, en “El Periodista”

Marzo 2018
El “esqueleto” de Claromecó fue adquirido por el desarrollador inmobiliario Daniel Saleh, quien conoció la villa balnearia y, al parecer, quedó encantado

El “esqueleto” de Claromecó fue adquirido por el desarrollador inmobiliario Daniel Saleh, quien conoció la villa balnearia y, al parecer, quedó encantado

Postergado e inerte durante décadas, el singular “esqueleto” de Claromecó parece que cobrará vida de una vez por todas. Un inversor inmobiliario porteño lo compró en cifras millonarias e inició las tareas para apuntalar la vieja estructura. La idea será demoler las dos o tres plantas superiores del edificio, recuperar el vigor del hormigón armado original y construir departamentos. No solo eso, sino que también se agregarán amenities (posiblemente piscina y sauna) en el terreno lindante.
Para que la tarea de recuperación se haga sin correr ningún tipo de riesgos en materia de seguridad (habida cuenta del deterioro que sufrió “el esqueleto” en todo este tiempo), la Municipalidad de Tres Arroyos monitoreará de cerca el avance de la obra, y ha exigido que un grupo de profesionales especializados en ingeniería se hagan cargo del cálculo, proyecto y dirección.
El responsable de la Dirección de Obras Particulares de la comuna, arquitecto Julio González, aceptó responder las preguntas sustanciales que “El Periodista” le planteó, para conocer mayores detalles de cómo se llevará a cabo este trabajo.
¿De cuánto tiempo data la historia más reciente de la venta del “esqueleto” de Claromecó?
Hay un inversor de Buenos Aires, Daniel Saleh, que se dedica a llevar a cabo desarrollos inmobiliarios (barrios cerrados en el Conurbano, por ejemplo) y que tiene en marcha en este momento proyectos de ese tipo muy importantes en la capital argentina. Esta persona, hace aproximadamente dos años, se acercó un día a la Municipalidad, y manifestó que lo habían interesado en la compra del edificio que todos conocen como “El esqueleto” de Claromecó. Los propietarios anteriores estaban residiendo en Buenos Aires, por eso fue que se lo ofrecieron para la venta. Ante esa inquietud, él quería averiguar en qué situación estaba. En su momento le explicamos que había un proyecto aprobado desde hace unas cuatro décadas que se comenzó a ejecutar pero que nunca se terminó de concretar. Posteriormente, como se trataba de varios propietarios, empezaron a suceder diversos avatares (divergencias entre los socios, fallecimiento de algunos de ellos, trámites de sucesiones), por lo que la obra se paralizó durante todo este tiempo.
¿Saleh era habitual visitante de Claromecó, conocía la localidad?
Saleh no conocía Claromecó, fue a visitar la localidad, y según expresó en su momento quedó impactado, le encantó. Con el ojo entrenado para este tipo de transacciones, él vio la compra del “esqueleto” como una oportunidad de inversión inmobiliaria, para poder continuarla. De esta forma, inició los trámites para adquirirlo, y recién hace muy pocos meses pudo terminar con todas las cuestiones administrativas o de papeleo para poder convertirse en el dueño de la propiedad, cerrar la operación financiera y escriturarlo a su nombre.
A partir de allí, tomó posesión del edificio y decidió vallar la estructura, para comenzar a intervenirla….
Ahora está decidido a iniciar la construcción de la nueva obra, y así poder desarrollar su proyecto. Obviamente, se encuentra con la complicación de que la estructura, con el paso del tiempo, ha sufrido un deterioro importante, a raíz de ubicarse frente a un clima marino, que genera evidentes corrosiones de los materiales.
¿Qué consejo le aportaron ustedes, acerca de la forma de continuar con el proyecto?
Desde la Municipalidad le dijimos que no había inconvenientes para proseguir con el proyecto, pero previamente iba a tener que efectuar un trabajo muy importante de apuntalamiento de la estructura existente, para que recupere aquella capacidad de soportar cargas con que contaba el edificio original.
¿Suponen que la vieja estructura resultará recuperable?
Según nos comentó Saleh, él cuenta con un equipo de trabajo integrado por ingenieros, que lo ha asesorado sobre este tema. Ellos consideran que la estructura es recuperable, al menos en una buena parte. En función del porcentaje que se logre salvar, verán si el proyecto lo retoman tal cual se había planificado en sus inicios, o bien si deben adecuarse a otro tipo de construcción, que permita alivianar el peso para poder soportar la carga como corresponde.
Como decía, este grupo ya arrancó con un apuntalamiento de la actual estructura del “esqueleto” como primera fase del refuerzo definitivo que necesariamente deberá hacerse. No olvidemos que habrá maquinaria y operarios trabajando en la parte superior. La estimación indica que las dos o tres plantas más altas del edificio serán demolidas y luego, en función de cómo vaya el trabajo de recuperación que se haga, evaluarán si se puede volver a construir allí o no.
¿Qué aspectos técnicos se pueden conocer respecto de esa tarea de apuntalamiento necesaria?
No puedo aportar demasiados datos técnicos, porque yo soy arquitecto y es un tema bien específico de un ingeniero civil. En base a este cuadro de situación, claramente le exigimos al inversor que todas las personas que compongan su equipo de trabajo necesariamente debieran ser ingenieros, porque estamos hablando de una tarea que no puede hacer cualquiera. Si se tratara de una obra en construcción o estructura nueva, no habría problemas para que convivan en el trabajo ingenieros con arquitectos o maestros mayores de obra, pero en este caso, ante lo delicado de la situación, creemos que no sería posible, porque está implicada una estructura importante de hormigón armado expuesta a las inclemencias de un clima costero durante mucho tiempo. Ahora veremos qué tipo de trabajo le harán ellos al edificio para que recupere su capacidad primitiva.
¿Se sabe cuánto tiempo demandará esa recuperación de la estructura?
No puedo decir con exactitud cuántos meses les demandará esta tarea de recuperación, lo que sí puedo asegurar es que el inversor está decidido a comenzar y terminar la obra, y no quiere que se eternice en el tiempo.
¿Qué tipo de edificación se hará en el “esqueleto?
La idea de Saleh apunta a construir departamentos en esa estructura, pero no se acaba allí, porque también adquirió el lote lindante al edificio con el objetivo de concretar el proyecto de agregar allí algunos amerities, que podrían incluir pileta de natación o sauna, y que hagan más atractiva la oferta inmobiliaria para el público. Y aquí estaríamos hablando de un emprendimiento constructivo único para Claromecó en lo referido a edificación de viviendas.
¿Cuál será la función de la Municipalidad en todo este emprendimiento?
La función de la Municipalidad será la de fiscalizar que esté toda la documentación pertinente, ya que nosotros no podemos inmiscuirnos en la verificación de los cálculos estructurales de la obra en construcción. Eso es una responsabilidad única, absoluta y exclusiva de los profesionales que la llevan a cabo. Por ese motivo, y para que no se cometan errores, insistimos en la conformación de un equipo técnico íntegramente compuesto por ingenieros. Por supuesto, nosotros vamos a contar con la información y el soporte técnico de lo que se está haciendo.
¿Qué le aportará la nueva imagen del “esqueleto” a Claromecó, según su opinión?
Yo creo que para Claromecó la recuperación de este proyecto representa un punto positivo, porque hace más de treinta años estamos viendo esa estructura allí, sin avance. Que aparezca de pronto una persona que pretenda continuarlo supongo que será beneficioso para localidad, sobre todo porque le está aportando algo nuevo, distinto.

Otras notas del mes

La idea será demoler las dos o tres plantas superiores del edificio, recuperar el vigor del hormigón armado original y construir departamentos

También se agregarán amenities (posiblemente piscina y sauna) en el terreno lindante, adquirido por el inversor

La Municipalidad de Tres Arroyos, a través de Obras Particulares, deberá supervisar cuestiones vinculadas a la documentación necesaria para la obra, y por lo pronto instó a que la controlen únicamente ingenieros

La primera etapa deberá consistir en el apuntalamiento de la estructura, víctima visible del paso del tiempo y la cercanía del mar

Los pisos superiores del “esqueleto” serían demolidos, para una vez conocida la situación en que quede la estructura apuntalada, se resuelva si se vuelven a construir o no

 
 
Castelli y Pardo
 

mensajes

tresarroyenses por el mundo

"Felicitaciones por veinte años de constantes sorprenderes"

¡Muchas felicitaciones a todos los fieles responsables por los veinte años de constantes sorprenderes! Vuestro especial estilo sustancia en mí, […]

Deje su mensaje Ver Mensajes

tresarroyenses en tres arroyos

"Felicito al diario por el aniversario"

Los felicito por el aniversario de vuestro diario. Un extraordinario trabajo para mantener a la gente informada sobre tantas cosas. […]

Deje su mensaje Ver Mensajes